Qué Es La Conciencia Según La Biblia?

Qué Es La Conciencia Según La Biblia
Lo que representa la conciencia – Cada ser humano, independientemente de su cultura, etnia o trasfondo, tiene una conciencia. Nuestra conciencia es la parte de nuestro espíritu humano que nos dice cuando hemos hecho algo mal y hemos ofendido a Dios. Veamos lo que nos dice Romanos 2:15: “Mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia junto con ella, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos”.

  • La nota de estudio referente a conciencia dice esto: “La conciencia del hombre corresponde a la naturaleza humana creada por Dios, y lo capacita para que sepa lo que Dios justifica y lo que condena “.
  • ¿De qué manera podemos saber lo que Dios justifica o aprueba y lo que condena? esa es la función de nuestra conciencia.

La función de nuestra conciencia es hacernos saber cada vez que pecamos, ofendemos a Dios u ofendemos a otros. Actúa como una alarma contra incendios que suena cuando estamos mal y permanece en silencio cuando no tenemos ningún problema con Dios. Todos hemos escuchado la voz de nuestra conciencia cuando pecamos o hemos hecho algo que no corresponde con la naturaleza santa, justa y amorosa de Dios.

Nuestra conciencia nos redarguye, no importa cuanto intentemos suprimir esa voz o nos esforcemos por tener la razón en nuestras acciones, la conciencia persiste en condenarnos. En realidad, esto es algo bueno, de otra manera seríamos como una casa sin alarma contra incendios; no nos daríamos cuenta de que estamos siendo desaprobados por Dios.

Nuestra conciencia nos deja saber en términos bien claros lo que Dios condena. Debido a nuestra conciencia, nos dimos cuenta de la diferencia que hay entre el bien y el mal incluso antes de ser salvos. Cuando no éramos salvos, nuestra conciencia nos mostró que éramos pecaminosos y que necesitábamos a un salvador.
Ver respuesta completa

¿Qué nos dice la Biblia sobre la conciencia?

Crónicas La Conciencia: Dios habla al corazón del hombre * Monseñor Jean-Louis Bruguès, OP ARCHIVERO Y BIBLIOTECARIO DE LA SANTA IGLESIA ROMANA * Este texto corresponde a la conferencia dictada por monseñor Jean-Louis Bruguès, OP, el día 28 de mayo de 2014 en la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica de Chile, en el contexto del programa “Ágora UC: Reflexiones en la Universidad”.

Son varios los momentos, en nuestras vidas, en los cuales nos gusta prodigar consejos. El primer momento se sitúa al término de la adolescencia, durante el cual desearíamos que todos nuestros descubrimientos fueran reconocidos como evidencias por los que nos rodean. Acuérdense cuando decíamos: “Si estuviese en tu lugar, esto es lo que yo haría”, aunque, precisamente, uno nunca puede ponerse en el sitio de otro.

Y cuando ya somos viejos, también nos gusta dar consejos; como si fuese esencial para nosotros el tener que transmitir nuestra vivencia personal a los que nos siguen. Como lo habréis notado, ya no soy tan joven pero, salvo ilusoria ocurrencia mía, tampoco soy aún muy viejo.

  • Son estas razones sufi cientes como para que me abstenga de daros consejos.
  • Sabiendo que hoy debía tomar la palabra en la prestigiosa Pontificia Universidad Católica de Santiago de Chile, que acaba de ser clasificada primera en la lista de las mejores universidades latinoamericanas, por lo tanto, un lugar donde los estudiantes vienen a aprender, mucho más que un oficio, ante todo el arte de pensar, es mi deseo alentarlos en ese sentido con mis palabras.

En las Jornadas Mundiales de la Juventud de 2011 en Madrid, Benedicto XVI, dirigiéndose a los jóvenes universitarios, les citó Platón: “Busca la verdad mientras eres joven, pues si no lo haces se te escapará de entre las manos” (Parménides, 135d). El Papa añadió: “La juventud es el tiempo privilegiado para la búsqueda y el encuentro con la Verdad”.

Este breve recuerdo de la escena en El Escorial, nos presenta una convicción que es hoy en día muy escasamente divulgada: la verdad existe y al hombre le es posible buscarla, el hombre puede acercarse a la verdad y acaparar pedacitos de su destello. Acabo de hablar de una convicción que no es compartida.

De hecho, la verdad ha sido descartada de los temas de la filosofía contemporánea. El individualismo se ha apoderado de nuestras sociedades occidentales, haciendo que el individuo se posicione en el centro de su propio universo. Con lo cual, este ya no admite que ninguna autoridad, así sea religiosa, intelectual o política, pueda dictarle las reglas o las normas que rigen su existencia.

Sus deseos adquieren fuerza de ley; quiero decir que estos pretenden imponerse en la sociedad como si se tratasen de los derechos mismos. Lo hemos visto con la asistencia médica a la procreación, cuando el deseo del adulto —”un niño si yo lo quiero y cuando yo lo quiero”— fuerza la sociedad a disponer las técnicas médicas del momento al servicio de ese mismo deseo.

El individuo ha rebajado las afirmaciones de los demás al rango de simples opiniones y, por lo tanto, son todas eminentemente cuestionables. En este contexto de relativismo generalizado, la verdad ya no tiene su sitio. El cristianismo afirma lo contrario.

  1. Igual que los magos que se dejaron conducir por una estrella en el camino a Belén (Mt 2, 9), el hombre necesita un guía en su peregrinaje sobre la tierra (He 11, 13).
  2. Estrella interior, destello del alma, santuario íntimo donde Dios hace oír su voz, la tradición cristiana ha multiplicado las imágenes para caracterizar esta guía tal y como lo hicieron los filósofos de la antigüedad, y ella la llamó conciencia.

Ella es la que permite al hombre dirigirse, dándole el conocimiento del bien y del mal. A través de su conciencia, uno es capaz de juzgar el valor moral de sus actos. Los teólogos cristianos, así como los filósofos griegos, concuerdan en este punto, el hombre puede acceder a la verdad.

  1. ¿Cómo y dónde, entonces? En uno de sus textos más hermosos, el Concilio del Vaticano II nos da la respuesta: en lo profundo de su interior.
  2. Puesto que el año que viene celebraremos los cincuenta años de la promulgación de la constitución pastoral Gaudium et spes (7 de diciembre 1965), sería bueno que volviésemos a apropiarnos de aquellas palabras: “El hombre descubre una ley que él no se da a sí mismo, sino a la que debe obedecer y cuya voz resuena, cuando es necesario, en los oídos de su corazón, llamándolo siempre a amar y a hacer el bien y a evitar el mal: haz esto, evita aquello.

La conciencia es el centro más secreto del hombre, el santuario en el que está solo con Dios y en el que su voz se hace oír. Mediante la fidelidad a la conciencia, los cristianos se sienten unidos a los demás hombres para buscar la verdad y resolver, según la verdad ” (§ 16).

  • Es un texto magnífico por su concisión, ya que en pocas palabras nos revela lo esencial de la conciencia, esa voz que habla en el corazón del hombre.
  • Cum-scientia es el término latino que significa no solo que el hombre es capaz de saber, a ciencia cierta, de manera certera, cuál es el bien y la verdad, pero además que su conocimiento le viene del saber mismo de Dios.

El escritor francés Albert Camus solía decir: “El hombre de la verdad no envejece”. Existen varias maneras de razonar y discurrir sobre la conciencia humana, empezando por los estudios filosóficos griegos y latinos de la antigüedad, y en particular con el estoicismo.

  1. No se reconocerá nunca suficientemente la deuda que tiene toda la moral cristiana con los estoicos.
  2. Los pensadores del Pórtico enseñan que las almas des garradas son infelices.
  3. Es necesario, por lo tanto, hallar un principio de armonía gracias al cual una persona puede realizar su unificación interior y alcanzar la concordia con el mundo cósmico.

¿Cómo puede uno conocer al Logos que anima y rige el universo con la Ley eterna? ¿Y siendo ese el precio de la felicidad, cómo puede uno seguir la Ley eterna? Indagaron el principio del conocimiento que reside en lo más profundo de cada hombre, a eso Demócrito y Crisipo le dan el nombre de synéidesis, que los latinos traducirían más tarde por conscientia.

  • Este término permanecerá desconocido del Corán y de las tradiciones musulmanas, donde nada sobrepasa el poder y las decisiones de la comunidad.
  • Se me ocurrió que hoy en día se acostumbra a apelar con toda banalidad a las sociedades en las que vivimos “civilizaciones de la imagen”.
  • Hablemos pues de imágenes, como la escena de El Escorial que os acabo de presentar.

Os propongo que nos detengamos sobre algunas más, con el fin de que juntos abramos un campo de reflexión, el más extenso posible.I. EL DISCURSO DE WESTMINSTER HALL La primera de estas imágenes es bastante reciente. El gobierno bri tánico había propuesto que cuatro miembros de la Curia romana pudiesen acompañar al Papa en su viaje de septiembre de 2010 a Gran Bretaña; yo era uno de ellos.

  1. No me detendré sobre las críticas y las polémicas que habían precedido este viaje.
  2. Sería escasamente verídico hablar de un sencillo éxito: lo que vivimos durante esos cinco días fue un verdadero giro en la Historia.
  3. Tendríamos que recorrer con minucioso detalle todos los hechos que llevaron al regreso del catolicismo en la sociedad británica, cuanto más en el corazón de muchos de ellos; mas tan solo una imagen bastará.

Fue en la magnífica sala gótica de Westminster Hall. Allí se hallaban reunidos todos los representantes prestigiosos del país, la élite de la vida política y de la sociedad civil; una asamblea numerosa, educada y curiosa, en una palabra, una asamblea propiamente inglesa.

Anunciado por trompetas de plata, que de costumbre suenan solo para la Reina, avanzó, no sin cierta timidez, un hombre mayor vestido de blanco y de rojo (colores que son, como bien lo sabéis, los de la Resurrección). Con una voz baja y por momentos fatigada, pronunció un discurso que dejará su huella en la memoria de todos aquellos que estaban presentes, a tal punto que le hicieron una standing ovation prolongada con una inesperada afabilidad.

¿De qué había hablado el Papa? Después de expresar cuánto suscitaba el Parlamento británico la admiración de todos aquellos que, como los católicos, estaban apegados a la búsqueda del bien común, a la vida democrática y al respeto de las libertades personales, explicó que en este comienzo del siglo XXI, la cuestión fundamental era una cuestión eterna, una que se han planteado todas las generaciones: ¿Sobre qué se erigen las leyes? ¿Con qué derecho y en nombre de qué pueden los gobiernos imponer restricciones a los ciudadanos? ¿Si todo fenómeno político halla su origen en una cuestión moral, in fine, cuáles son los fundamentos éticos del discurso civil? Si, y tal como lo pretenden las “éticas de procedimiento”, la ley reposa sobre un simple consenso social, queda pues expuesta a una gran fragilidad, ya que las opiniones, como bien lo sabemos, son muy vulnerables a las modas y a las emociones pasajeras.

La verdad del bien común existe. ¿Cómo podemos conocer esta verdad? ¿Cómo podemos alcanzarla? El Papa nos recuerda, al igual que los teólogos más clásicos y tradicionales que “las normas objetivas para una acción justa de gobierno son accesibles a la razón, prescindiendo del contenido de la Revelación”.

En ese sentido, no hay una política cristiana, una que brote directamente de las Santas Escrituras, sin mediación alguna de la razón. No obstante, la razón sola, librada a sí misma, está expuesta a riesgos y distorsiones. El siglo que acaba de cerrarse dejará tras de sí el recuerdo de un siglo de hierro, en la medida en que la razón, manipulada por la ideología, justificó los peores totalitarismos, los genocidios y las guerras más sangrientas de todos los tiempos.

  • Es aquí donde la religión está llamada a desempeñar su indispensable función social.
  • Sin lugar a duda, también ella puede extraviarse en las desviaciones del sectarismo y del fundamentalismo; sin embargo, desarrolla una función “purificante y constructiva” para con la razón.
  • La religión recuerda incansablemente a su gemela, la política, de donde proviene el bien y lo que ello conlleva.

Fe y razón, racionalidad secular y creencia religiosa, ambas tienen sed y necesidad la una de la otra: este diálogo permite acceder a la verdad del bien común. En un plano más general, de este diálogo depende el porvenir de nuestra civilización. Por esta razón, es preciso reaccionar contra la marginalización de la religión en la vida social y contra el escamoteo de los sím bolos religiosos.

  1. No, la religión no pertenece solamente a la esfera privada.
  2. En su exhortación apostólica Evangelii Gaudium, en la cual se puede apreciar el programa del pontificado actual, el papa Francisco se ha referido insistentemente a este punto: “El proceso de secularización tiende a reducir la fe y la Iglesia al ámbito de lo privado y de lo íntimo.

Además, al negar toda trascendencia, ha producido una creciente deformación ética, un debilitamiento del sentido del pecado personal y social y un progresivo aumento del relativismo, que ocasionan una desorientación generalizada ” (§64). Desde sus orígenes, como lo muestra la predicación de los apóstoles, el cristianismo se expresó en la plaza pública.

Y si me permiten, diría que es su sitio natural. Su mensaje no agradará a todos, por supuesto, pero siempre ha sido así. Hoy en día, las sociedades que rechazan todas las referencias al más allá del siglo (por ello se las llama “secularistas”), y hacen como si el cielo estuviera vacío, proclamando simultáneamente su inclinación a la tolerancia, son forzosamente las que combaten las religiones abiertamente o de manera traicionera, puesto que ellas se refieren a unas leyes superiores que juzgan las le yes de la ciudad.

El César no admite ninguna otra autoridad moral más que la suya: es una historia tan vieja como el mundo. Está inscrita en la naturaleza del poder político, la lucha contra cualquier forma de magisterio moral. Hace seis años salió un libro muy sugestivo, su autor, el filósofo Rémi Brague, recibió el año pasado el prestigioso premio de la Fundación Ratzinger/Benedicto XVI, considerado con una cierta exageración como el “Nobel de la teología”, en el cual mostraba que una sociedad secularizada no ofrecía plaza alguna a la palabra divina.

  • La primera condición (en el ejercicio de la democracia) es el rechazo de toda autoridad que pretenda proceder de otro sitio que del interior de dicho espacio (del debate) El poder de la palabra asentado será el de los argumentos, mas no tendrá nada que ver con el origen de aquellos”.
  • En otros términos, el magisterio de la Iglesia no será criticado debido al desagrado que provocan sus declaraciones a las opiniones dominantes, pero justamente porque este pretende expresarse como un magisterio, basando su autoridad en algo extranjero al espacio social.

Evidentemente, los “medios” le darán con los golpes más feroces, ya que de hecho se com portan como si se hubiesen convertido ellos mismos en el nuevo magisterio de las sociedades de opinión. Para estas últimas, cualquier cosa es justificable con el fin de descalificar el magisterio de la Iglesia, percibido como un rival suyo; y eso lo observamos desde hace ya tiempo.

  • Podemos presentir que el cristianismo se presentará cada vez más como una alternativa a la cultura dominante, como una forma de contracultura, simplemente porque se reclama de una autoridad superior a las voces de la ciudad.
  • Esta autoridad no es nada más que la conciencia moral.
  • Y cada bautizado interroga sin cesar esta conciencia que irradia de la luz divina y se dirige a ella como a una amiga, lucha por ella; hasta puede llegar a morir por ella: he aquí la próxima imagen sobre la cual nos detendremos.

II. LA FIDELIDAD SUPERIOR DE TOMÁS MORO Al final de su discurso, el Papa fue conducido al centro de la sala, ahí donde Tomás Moro, a quien el Papa había citado repetidas veces, fue condenado a muerte. Se dice que al llegar al pie del cadalso donde debía ser decapitado, Tomás formuló un último pedido; “Le ruego, señor teniente, que me ayu de a subir, porque para bajar, ya sabré valérmelas por mí mismo”.

  • Dicho esto, pidió a la gente que lo rodeaba que rezara por él y diera testimonio de su muerte por la Fe y en la Fe de la Iglesia católica.
  • Esta última salida siempre me ha dejado lleno de admiración.
  • Se nos olvida que el humor inglés a menudo, representa la cara agradable de la fuerza del alma.
  • Y a su vez esta fuerza del alma, en el caso de Tomas Moro, es la señal de un doble compromiso, el que conduce a los hombres a librarse plenamente al servicio público y el que anima a los bautizados a ponerse en camino tras del Señor, e incluso hasta la Cruz.

Por lo tanto, existen dos formas de fidelidad: la una es profana, propia a las leyes de la Ciudad, la otra religiosa, implicada por el bautismo cristiano. Es frecuente que estas dos fidelidades se completen y se engrandezcan la una a la otra. La santidad del emperador Enrique de Alemania o del rey Luis de Francia, o también, más cercano a nosotros, la de un Robert Schumann y de un Giorgio La Pira, ilustra esta vocación particular de una santidad que se realiza en el combate político.

  1. Para los cristianos iluminados de aquella época, la entrada en la política se presentaba como evidente.
  2. Tomás Moro es un humanis ta de alto nivel.
  3. Conoce a Erasmo, el modelo acabado del intelectual del Renacimiento que le dedicó su Elogio de la locura (Encomium moriae seu laus stultitiae).
  4. El antiguo secretario de la Congregación para la educación católica no puede reprimir el gusto de mencionar —lo que era una idea revolucionaria en aquella época— que dio a sus tres hijas una educación igualmente avanzada que a sus hijos.

Tomás consigue conciliar las exigencias más contrarias: una feliz vida de familia, una actividad literaria que le asegura una reputación universal y una prestigiosa carrera política. Escribió un gran tratado de filosofía política: Utopía, el cual, cuatro siglos más tarde, sigue siendo un libro de inspiración, una fuente para todos los que sueñan con una política “diferente”.

Un famoso cuadro de él, pintado por Holbein, se encuentra en Nueva York: lo he podido observar detenidamente durante mis residencias en esta ciudad. Holbein no tenía ni treinta años cuando se relaciona con este personaje importante, pero lo capta todo, la sonrisa apenas esbozada y burlona a medias, la mirada fija hacia el infinito, y esa serenidad febril que trasluce de su rostro entrañable, aunque esté desprovisto de toda belleza.

Tomás se convirtió en el Gran Canciller de Inglaterra y desempeñó un papel comparable al de nuestros primeros ministros. Enrique VIII le concedió toda su confianza. Entre los dos se estableció una relación semejante a la de un padre con un hijo, que durará más de veinte años.

You might be interested:  Por Quien Fue Escrita La Biblia?

El Rey está fascinado con la personalidad de su canciller. A menudo va a su encuentro en su despacho; ahí, sentados juntos, “platican tanto sobre la astronomía, sobre la geometría, sobre la teología, como sobre otras disciplinas, y también sobre asuntos temporales. Otras veces, se suben a los tejados para observar juntos las variaciones, los trazados, los movimientos y el rumbo de las estrellas y de los planetas” 1,

Llegará el momento en el cual el hijo condenara a muerte al padre. Esta historia, también, es más vieja que el mundo. Antes que nada, el problema es político. Poco tiempo después de subir al trono, Enrique desposa a Catalina de Aragón, quien le trae cinco hijos al mundo, pero de los cuales solo una hija sobrevive.

  • Enrique tenía una doble preocupación.
  • Necesitaba tener un hijo para asegurar el futuro de la dinastía que seguía siendo frágil, necesitaba un sucesor enérgico para llevar a cabo la consolidación de la nación inglesa.
  • Enrique VIII debe, pues, repudiar a su esposa.
  • Espera la declaración de nulidad del Papa; Clemente VII alarga y retrasa los procedimientos.

El Rey insiste. Thomas Cromwell, un miembro muy influyente y habilidoso del Parlamento, convence al Rey de seguir el ejemplo de los príncipes alemanes y de separarse de Roma. En 1531, Enrique se proclama jefe supremo de la Iglesia de Inglaterra. Tomás Moro entrega los sellos el 16 de mayo de 1532.

  1. El 12 de abril de 1534, se le convoca a Lambeth para prestar juramento de fidelidad al Acto de supremacía que restringía la autoridad del Papa y confirmaba el divorcio del Rey.
  2. Tomás rechaza dos veces.
  3. Solicita al fiscal general, Sir Richard Rich, a quien le había prestado valiosos servicios en varias ocasiones pasadas.

” Suponed —dice Moro— que el Parlamento haga una ley exponiendo que Dios no es Dios; ¿diría usted, Master Rich, que Dios no es Dios? —No, señor —responde el fiscal—, yo no lo diría, mas ningún Parlamento osaría promulgar semejante ley. —Pues bien —replica Moro—, el Parlamento no podría tampoco designar al rey como jefe supremo de la Iglesia”.

Fue condenado por alta traición y murió en el cadalso el 6 de julio de 1535. Tomás Moro siempre fue fiel a su afección al Rey; siempre se mostró seguidor de la política del Rey que quería reunir los pueblos de la isla bajo una sola nación poderosa. Mas un día, estas fidelidades se entrechocaron con una fidelidad que Moro consideraba como superior, y esta es la fidelidad a su conciencia.

¡La palabra conciencia aparece hasta 17 veces en su último escrito bajo forma de testamento! Para un cristiano, la conciencia no es solamente ese espacio íntimo en el cual el hombre delibera consigo mismo antes de tomar una decisión moral. La conciencia es también la elevación del ser, la cual permite al hombre juzgar y sopesar con la mirada misma de Dios.

  • Así lo escribirá otro inglés, tres siglos más tarde, Henry Newman, quien fue beatificado por Benedicto XVI en el transcurso de esa misma visita que os he mencionado.
  • La conciencia implica una relación entre el alma y algo externo, bien superior a ella; una relación a una perfección que ella no posee, una relación a un tribunal sobre el cual ella no tiene ningún poder” 2,

Esa es la voz misma de Dios, quien entrando en el co razón del hombre, le indica el camino del bien y de la verdad. Para Moro, esa misma voz le mostró que la fidelidad a Cristo, la promesa de cada bautismo, implica la fidelidad a Roma, donde se halla la sede del Vicario de Cristo, tal y como lo había escrito unos años antes el mismísimo Enrique VIII.

El antecedente de Tomás Moro nos conduce al corazón de una problemática moderna a pesar de la distancia histórica. Para ser realmente ejercitada, la libertad de conciencia necesita recibir garantías. A la autoridad política le compete inscribir dichas garantías en la ley, tal y como lo recomienda el Catecismo de la Iglesia católica (§1738).

En las democracias, las libertades públicas, entre las cuales figura en primera fila la libertad del pensamiento y de expresión, deben ser reconocidas por los textos constitucionales. No obstante, esta garantía puede resultar ser deficiente 3, Por lo tanto, la libertad de conciencia se apoya principalmente, y ante todo, sobre la protección que la persona le concede.

  • Esta protección se llama la objeción de conciencia.
  • La objeción de conciencia se refiere a la negativa de un individuo a obedecer una ley positiva en nombre de unos valores, de unos principios o de una ley más elevada.
  • Cuanto más se secularizan las sociedades, más numerosas son las situaciones que se presentan en las que se requiere la objeción de conciencia.

Hoy en día, la objeción de conciencia concierne más específicamente a los medios hospitalarios; como cuando algunos médicos y enfermeras rehúsan la práctica de abortos o de tomar algún papel en la práctica de la eutanasia activa, y esto, por motivos de conciencia.

Hemos de reconocer que a medida que las sociedades se secularizan, más fuerte es su empeño en hacer de la ley positiva la única fuente de ética. Por lo cual, tratan paralelamente de reducir el espacio de tolerancia reservado a la objeción personal. Sobre este punto los cristianos deben prepararse a librar una lucha constante.

III. EL EMPECINAMIENTO DE UNA PEQUEÑA NIÑA La tercera imagen sobre la cual os propongo detenernos, obliga a atravesar el espacio y el tiempo. De hecho, os convido a irnos hasta la Grecia antigua, en unos tiempos remotos. Se trata de una joven a quien el deber llama y ella desea cumplir con él.

A su hermano rebelde lo han matado, y su cuerpo yace en el suelo, despojado de sus vestidos, expuesto a todas las profanaciones. Hay que darle sepultura. El rey Creón, su tío, intenta doblegar a la niña, pues si ella lleva a cabo el proyecto de sus designios, él, siendo el garante del respeto de las leyes de la ciudad, se verá obligado a condenarla a muerte: Creón : La ley ha sido antes que nada hecha para ti, Antígona, la ley ha sido hecha antes que nada para las hijas de rey Antígona: ¿Qué quiere que haga yo con su política, su necesidad y sus pobres historias? Yo no quiero decir no todavía a todo lo que no me gusta y soy único juez.

Y usted con su corona, con sus guardias, con su pompa, solo puede hacerme morir, porque usted ha dicho sí. Jean Anouih, Antígona. Sófocles nos revela el secreto de la obstinación de Antígona: existen leyes que son murmuradas en el corazón. Estas leyes no están escritas, se inscriben directamente en el corazón humano; son de origen divino y son superiores a todas las leyes humanas.

La joven del teatro griego nos transmite, pues, un principio determinante para la conducta de nuestras vidas, pero también para cualquier pedagogía humana: vale más morir que traicionar la verdad. Ella lo asegura, la verdad existe en lo más profundo de cada uno de nosotros, en lo que más tarde otros llamarán la conciencia.

La vida no es el valor supremo y no dicta nuestro deber en toda circunstancia. Cada uno de nosotros descubre en sí mismo una ley eterna, un murmullo que nos habla de la libertad. Es más importante seguirlo que obedecer a las leyes de la ciudad. Sócrates murió por ello, lo acusaron de impío, de trastornar a la juventud, cuando lo que él buscó fue despertar en ella el amor por la sabiduría.

Antígona muere por ello, y tantos otros más morirán a lo largo de los siglos, mártires de la fe y disidentes de los regímenes totalitarios de tiempos recientes. Todos habrán preferido exponer sus vidas antes que traicionar el testimonio debido a la verdad. Antígona muere cada vez que un hombre acalla esa voz que susurra lo que es bueno, lo que es recto, lo que es verdadero.

Desde Sócrates y Antígona, desde Jesucristo, sabemos que la legitimidad moral no coincide forzosamente con la legalidad social. John Newman, Tomás Moro, Antígona y hasta el mismo Sócrates: todas estas imágenes sobre las cuales nos hemos detenido, nos revelan una misma cosa: la conciencia humana.

  1. Dios nos habla desde nuestro interior.
  2. Cuando se trata del bien y del amor, Dios trata de alcanzarnos sin rodeos, directamente.
  3. En el santuario de la conciencia, ahí donde se da el encuentro entre la criatura y su Creador, la voz de Dios resuena con una nitidez absoluta: “Busca el bien y quiérelo por lo que es; huye del mal y apártate de él”.

Lo acabamos de ver, existen circunstancias en las cuales la conciencia nos sugiere que lo que es legal no es forzosamente legítimo: la dignidad de la persona al igual que su libertad la incitan a formular una objeción, e incluso, a sublevarse. Max Weber profesaba que cuando ambas se hallaban en oposición, la ética de la convicción (personal) debía siempre inclinarse ante la ética de la responsabilidad (colectiva).

  • El cristianismo cree todo lo contrario: la dignidad del hombre le dicta la orden de seguir su conciencia hasta el final.
  • En marzo de 1990, el Parlamento belga había votado una ley que descriminalizaba el aborto.
  • El rey Balduino I declaró que él no podía, en conciencia, firmar y promulgar dicho texto; prefirió abdicar durante 38 horas para no tener que hacerlo.

Algunos le hicieron este reproche: “¿Acaso el Rey está por encima de las leyes?”. La respuesta ya nos fue dada por Tomás Moro: sí, en cada uno de nosotros, y no solo en los reyes, existe un órgano maravilloso que nos otorga superioridad sobre las leyes políticas.

  • Es eso lo que hace de nosotros unos seres libres.
  • ¿Por qué escogí hoy de hablaros de la conciencia? Tal y como lo hemos visto, una sociedad secularizada, por definición, excluye de las opciones colectivas cualquier referencia a una transcendencia de carácter religioso o metafísico.
  • Y así, ella puede tratar de erigir en absoluto, cosas que por su naturaleza son relativas: las ideologías, las opiniones individuales, las convenciones sociales, las ideas de moda, sin hablar del funesto “político correcto” venido de los Estados unidos y que intenta imponer una forma nueva de puritanismo.

El César nunca renunció a su omnipotencia. ¿Cómo puede uno denunciar la “dictadura del relativis mo”, o mejor dicho, tomando las palabras del papa Francisco, “una relativa indiferencia relativista, relacionada con el desencanto y la crisis de las ideologías que se provocó como reacción contra todo lo que parezca totalitario” (EG §61)? ¿Cómo proteger a la persona contra estas innumerables presiones que se emplean silenciosamente para limitar su libertad de pensamiento y su libertad de expresión? Conozco una sola respuesta: a tiempo y a destiempo se ha de repetir a esa persona que precisamente en ella hay algo más grande que la sociedad, un espacio íntimo donde el Creador sugiere a la criatura hecha a su imagen, lo que él desea, lo que él espera de ella.
Ver respuesta completa

¿Qué es la conciencia delante de Dios?

¿Qué es una Conciencia Limpia? –

  • Una conciencia limpia es esa libertad interna de espíritu que viene al saber que estás bien con Dios y con los demás. El apóstol Pablo dijo:
  • Y por esto procuro tener siempre una conciencia sin ofensa ante Dios y ante los hombres (Hechos 24:16).
  • Este versículo muestra que una conciencia limpia tiene dos aspectos:

Qué Es La Conciencia Según La Biblia
Ver respuesta completa

¿Que nos da la conciencia?

A través de la conciencia, un individuo consigue tener una noción de sí mismo y de su entorno; es uno de los elementos que asegura la supervivencia de un ser vivo, pues le permite estar alerta a los peligros y actuar en consecuencia.
Ver respuesta completa

¿Qué es la conciencia?

Qué es Conciencia : La conciencia es la capacidad propia de los seres humanos de reconocerse a sí mismos, de tener conocimiento y percepción de su propia existencia y de su entorno.
Ver respuesta completa

¿Qué es la conciencia en lo espiritual?

Despertar de conciencia espiritual (segunda parte)

  • Por Raquel Aché
  • Especial para CENTRO Tampa
  • ¡Amados Hermanos de Luz!
  • Despertar de conciencia espiritual (segunda parte)
  • Comenzamos con este interesante tema de aprendizaje en la columna pasada.
  • · Cómo reconocer el Despertar de Conciencia Espiritual en mi vida.

Como todo proceso, require de dedicación y tiempo. Es un proceso profundamente sublime, al sentirlo nos permite vivirlo, reconocerlo y sentir la experiencia del nacimiento. Entramos en una maravillosa etapa de descubrir nuestra esencia espiritual, palpamos la luz del universo.

Pasamos a esa etapa desconocida por muchos, el ser consciente de toda esa gran potencialidad divina, de energía en acción. La conciencia con conocimiento, con libre albedrio. El despertar nos permite escoger libremente, avanzar en armonía con la vida, con los seres con quien compartimos. Es saberse ser humano, es ser consciente es reconocer y poner en acción una vida moral de búsquedas, de conocimientos.

Es lograr ese equilibrio humano que tanto necesitamos para la existencia. ¡Ayudarte a auto descubrirte y ser libre! Para los que me han dicho es difícil, Lo podré hacer? No creo en maravillas. Qué necesito? La respuesta es: Estar dispuestos vivir y dedicar tiempo a reconocer que eres un todo.

Es aprender sin vendas en los ojos lo maravilloso que es descubrir e iniciar nuevas dimensiones. Los síntomas y signos generales del despertar espiritual que son típicos de la mayoría de los seres humanos son: cambios en la vida. * Comienzas a experimentar y adquirir conocimientos. Hasta puede parecer que estos cambios te afectan.

No es así. Es tan solo que comienzas a entrar en una dimension de conocimientos donde la vida es armonía, es entender, que las miserias humanas, toxicidades son las que en su mayoría mantiene el mundo tal y como está. Los que queremos un mundo mejor para vivir en armonia somos más.

“Si estás experimentando una serie de cambios serios en la vida, no es una razón para desanimarse, sino que es una razón para comenzar a enfocarse en la oración (esa oración que sale de nuestra voz interna)el estudio del conocimiento sagrado y la comunicación con mentores espirituales.” -Quien despierta la conciencia puede platicar familiarmente con los Dioses que iniciaron la aurora de la creación.

Quien despierta la conciencia puede recordar sus innumerables retornos o vidas anteriores. Quien despierta la conciencia asiste conscientemente a sus propias iniciaciones espirituales, cósmicas. Cómo reconocer el Despertar Espiritual en mi vida. “Comenzaras una serie de preguntas: “¿Quién soy yo? ¿Cómo funciona el mundo? ¿Qué es la verdad? ¿Cómo obtengo la liberación? ” Si tienes un interés genuino en encontrar respuestas, estas preguntas te guiarán en la dirección correcta. Subscribe to our free DayStarter newsletter We’ll deliver the latest news and information you need to know every weekday morning. Irás reconociendo nuestro verdadero camino, el interes de aprender sobre el. Es una simbiosis de necesidad que tiene el univers­o de guiarnos en este aprendizaje.

  1. No es una religión es un despertar, aclaro que muchos permanecen dormidos en toda su existencia.
  2. Interesados pueden contáctarme a es muy importante despertar.
  3. Bendiciones.

: Despertar de conciencia espiritual (segunda parte)
Ver respuesta completa

¿Qué es la conciencia y dónde se encuentra?

Autor : Amadeo Muntané Sánchez La consciencia es el estado de conocimiento de uno mismo y del entorno por la cual el individuo realiza sus funciones perceptivas, intelectuales, afectivas y motoras. Desde el punto de vista neurológico la consciencia se manifiesta en su actuación mediante la actividad cerebral y se considera como un complejo de unidades de información que tiene su base material en el cerebro.

  1. En el sistema nervioso central existen neuronas implicadas y mecanismos neurobiológicos que se relacionan con la consciencia.
  2. Es conocido el llamado sistema activador reticular que controla la actividad del sistema nervioso central en el que está incluido la vigilia y el sueño.
  3. En este sistema se incluyen estructuras como el tronco cerebral, en donde se localiza la formación reticular que es un conjunto de núcleos nerviosos formados por neuronas que tienen formas y dimensiones diversas, el tálamo y la corteza cerebral.

El tálamo es una estructura cerebral que recibe e integra la información que posteriormente llega a la corteza cerebral mediante los circuitos tálamo-corticales. La consciencia representa la actividad de toda la corteza cerebral, es decir, no debe comprenderse centrándose en una región cerebral sin considerar la relación de esta región con las demás, por lo tanto la consciencia se relaciona neurofisiológicamente con las áreas cerebrales corticales de asociación 1,

  1. Una de las dificultades con la que nos encontramos en el estudio de la consciencia es su carácter subjetivo intrínseco.
  2. Una persona sabe que está consciente, y por otra parte los demás comprueban que es así, porque el individuo tiene la capacidad de responder de forma apropiada a los estímulos ambientales.

El ser humano cuando está consciente y mentalmente es normal puede intercambiar con otros individuos diferentes elementos de tipo social, lingüístico, ideológico, sentimental, etc., sin embargo la pérdida de la consciencia puede impedir en mayor o en menor medida este intercambio.

  1. En condiciones normales el ser humano para poder ejercer su libertad, su actividad volitiva, intelectual, emocional y en definitiva mental, así como darse cuenta de la percepción a través de los sentidos y órganos sensoriales tiene que estar consciente, es decir, el yo se manifiesta en este estado.
  2. Searle dice que “la consciencia se refiere a un estado de “darse cuenta” que comienza cuando despertamos del dormir y continua durante el día hasta que volvemos a dormir, morimos o en otras palabras cuando nos volvemos inconscientes.

Los sueños son también una forma de consciencia, aunque en muchos aspectos es muy distinta de los estados normales de alerta” 2, Básicamente el mecanismo de producción del sueño resulta de una disminución en la excitabilidad del sistema reticular por centros hipnógenos que se localizan en el hipotálamo, tronco del encéfalo y cerebelo así como a cambios en el estado bioquímico de las neuronas de este sistema, ya que existen moléculas que tienen relación con el sueño como la serotonina y la noradrenalina.

  • Este ciclo sueño-vigilia es un fenómeno que ocurre fisiológicamente y es necesario para el funcionamiento normal del sistema nervioso 1.
  • Desde el punto de vista filosófico se ha dicho que la consciencia es un fenómeno que siempre está en presente, no cambia, por eso percibe el tiempo, es decir, el cambio que afecta a los procesos del mundo físico, aunque esta actividad requiere no sólo del presente consciente sino también de la relación del pasado con el futuro, algo típico de la consciencia en conjunción con la memoria y otras funciones cognitivas.
You might be interested:  Que Es Macabeos En La Biblia?

En la percepción del tiempo tenemos por un lado que no sabríamos nada del tiempo si no formáramos parte del mundo cambiante, por otro lado, si sólo fuéramos cambiantes, no sabríamos reconocer los hechos pasados como pasados. Si no pudiéramos evidenciar el transcurso de lo externo y de nuestra corporeidad a una realidad que no pasa ni transcurre, o sea, que no está afectada por el cambio físico, no seríamos conscientes del tiempo.

  • La percepción del tiempo es intemporal y no física.
  • Esto induce a pensar que hay inmaterialidad en el proceso de la consciencia 3,
  • Gerald Edelman distingue dos tipos de consciencia: La consciencia primaria y la consciencia de orden superior.
  • La consciencia primaria estaría formada por ciertas experiencias fenoménicas como las imágenes mentales que estarían ligadas al presente inmediato.

Aquí no existe la posibilidad de reconocer un pasado o un futuro. Edelman conceptualiza la consciencia primaria como la conjunción de las distintas percepciones en un momento dado, que el sujeto vive o experimenta como una escena. Esto no significa que exista “un lugar” en el cerebro donde se reúnan las percepciones y se forme la escena, sino que más bien la escena es un producto emergente del funcionamiento del cerebro no reducible a ninguno de sus componentes.

  • En este sentido puede afirmarse que la consciencia no es algo que se tiene sino que se construye momento a momento.
  • La consciencia de orden superior involucra el reconocimiento del sujeto de su propia actividad, así como la posibilidad de visualizar un pasado, un presente y un futuro.
  • Desde el punto de vista funcional y estructural, la consciencia primaria es necesaria para la consciencia de orden superior.

Los componentes neurobiológicos de la consciencia primaria están presentes y su funcionamiento forma parte de los elementos nerviosos que operan en la consciencia superior. En ese sentido, los seres humanos con consciencia superior no experimentan la consciencia primaria por sí sola, ni tampoco lo opuesto 2,

Génesis de la consciencia La activación a nivel del sistema reticular en el tronco del encéfalo, genera impulsos nerviosos que se transmiten a la corteza cerebral a través del tálamo y nos permitirá la experiencia consciente. Esta activación puede estar motivada por estímulos sensitivos y sensoriales que originan impulsos en la propia corteza cerebral así como estímulos que pueden originarse en el cíngulo, el hipocampo, el hipotálamo y ganglios basales.

¿Cómo es posible que los cambios iónicos que se producen en las membranas de las células nerviosas y los fenómenos bioquímicos de los impulsos nerviosos originen la consciencia con todo lo que representa? No hay una explicación neurocientífica definitiva de cómo se produce la consciencia a pesar de que existen partes anatómicas en el encéfalo que intervienen en la elaboración de la misma.

Comenta Zagmutt que “llegar a formular una teoría explicativa de la consciencia equivaldría a develar el mayor misterio de las ciencias humanas y biológicas. Lamentablemente aun no estamos en condiciones de llegar a tal formulación teórica” 2. Uno de los primeros que situó en la consciencia el problema del alma inmaterial e inmortal fue el dualista interaccionista John Eccles, incluso le asignó un lugar en el cerebro, como antes lo había hecho Descartes con el alma.

El lugar desde el que, según la metáfora que él usó, el piloto conduce el cuerpo humano *(4), Este Premio Nóbel conocía bien los avances de las ciencias cognitivas para explicar las operaciones de la mente. Sin embargo Eccles declaraba inexplicable la consciencia subjetiva que tenemos de nuestras operaciones mentales.

  1. Esta vendría a ser la esencia misteriosa del alma espiritual.
  2. Así el dualismo de Eccles se oponía a cualquier intento científico por reducir la consciencia a la actividad neuronal 4,
  3. Chalmers viene a coincidir con Eccles al afirmar también la irreductibilidad de la consciencia a actividades neuronales 4,

Chalmers comenta: “contra el reduccionismo defenderé que las herramientas de la neurología no pueden proporcionar una explicación completa de la experiencia consciente, aunque tengan mucho que ofrecer” *(5), “Sin embargo, explicar la consciencia subjetiva constituye el “problema duro”, pues aunque lleguemos a localizar y describir los grupos de neuronas que reciben o componen las sensaciones, siempre nos seguirá resultando difícil explicar por qué y cómo esa activación llega a producir la experiencia subjetiva que tenemos de los colores, sonidos, gustos, etc., así como de nuestro mundo interior, sentimientos, etc” 4,

Para Chalmers la ciencia de la consciencia deberá aspirar a encontrar un paralelismo entre dos series de datos: una la de los fenómenos que observan y describen los neurólogos desde el exterior, y, por otro lado, la de nuestras experiencias, que son sólo objeto de descripciones en primera persona. Este paralelismo queda descrito en su tercer principio para una teoría informacional de la consciencia, el principio del doble aspecto: “hay un isomorfismo directo entre ciertos espacios informativos físicamente encarnados y ciertos espacios informativos fenoménicos.

Podemos encontrar la misma información abstracta grabada en el procesamiento físico y en la experiencia consciente” 4, Chalmers también asigna a la ciencia de la consciencia la tarea de dar cuenta de cómo ciertas micro estructuras y micro dinámicas neuronales pueden producir efectos macro estructurales y macro dinámicas neuronales.

  1. Pero a diferencia de las teorías emergentistas, mantiene la distinción irreductible entre estas macro dinámicas colectivas y la experiencia subjetiva, por lo tanto no se puede hablar de producción de la consciencia como definen los emergentistas 4,
  2. Damasio, desde una teoría naturalista y biológica critica esta separabilidad entre cerebro y consciencia.

John Searle es un ilustre representante de lo que denomina “naturalismo biológico” y defiende el carácter biológico de la mente y la consciencia. Según estos autores la mente y la consciencia sólo pueden entenderse y simularse si incluimos los fenómenos que están subyacentes, esto es, su base biológica o somática 4,

Damasio dice que “todavía no hemos resuelto numerosos detalles que conciernen a la función molecular de neuronas y circuitos; ni hemos logrado entender el comportamiento de las poblaciones de neuronas en el marco de una región particular del cerebro; y aún tenemos una pobre comprensión de los sistemas de gran escala, es decir, los que incluyen múltiples regiones del cerebro.

Creo que la mente es de naturaleza biológica y que llegará un momento en que podamos describirla mediante expresiones biológicas y mentales” *(6), Francis Crick y Christof Koch han propuesto que la consciencia dependería de descargas electroquímicas sincronizadas de las neuronas corticales a una frecuencia de 40 Hz.

  • Daniel D. Dennet postula que existe una combinación de numerosos procesos independientes que producen una respuesta coherente a un suceso percibido 5,
  • Roger Penrose es uno de los pensadores más originales y creativos de la actualidad.
  • Es uno de los físicos más importante que ha trabajado en Relatividad General desde Einstein.

Para Penrose tiene que haber algo de naturaleza no computable en las leyes físicas que están por venir. Este argumento tiene como base el ya famoso teorema de Gödel que implica que la indemostrabilidad formal de una cierta proposición matemática es señal de que de hecho es verdadera.

  • De ahí concluye Penrose que nuestro pensamiento, al menos nuestro pensamiento matemático, tiene componentes no computables.
  • Si se admite que existen procesos físicos no computables, hay que ver cómo el cerebro podría hacer uso de éstos.
  • En primer lugar, Penrose cree que existe una relación directa entre esta no computabilidad y el puente entre el nivel cuántico y el nivel clásico que a su vez se relaciona con el proceso de medida cuántica.

Por lo tanto, habría que buscar un lugar en el cerebro que pueda aprovechar los efectos de coherencia cuántica para acoplarlos a la actividad neuronal que se observa a gran escala en el cerebro. El lugar más probable parece ser los microtúbulos de Stuart Hameroff y sus colegas de la Universidad de Arizona, que forman parte del citoesqueleto celular 5,

El filósofo Joseph Levine dice que existe una laguna en la explicación que relaciona los procesos físicos neuronales y la consciencia. Además el físico Steven Weinberg afirma que pese a la potencia de la teoría física, la existencia de la consciencia no parece derivarse de sus leyes. Seguramente al final se podrán acabar explicando los correlatos neuronales de la consciencia, pero eso no es explicar la consciencia misma 5.

El físico y teólogo John Polkinghorne en su libro Ciencia y teología comenta: “La consciencia parece ser un fenómeno tan diferente de otros fenómenos perceptibles en el mundo físico que debe ser algo muy especial. En cuanto a su organización física, puedo discernir con claridad que se trata de ideas tradicionales de la Física organizadas en sistemas más complejos.

  1. Pero tiene que haber algo más, algo cuya naturaleza sea completamente diferente de las otras cosas que son importantes en la forma que funciona el mundo.
  2. Algo que aunque se use ocasionalmente, tenga una organización tan refinada que se aproveche de la organización de estados y la canalice con el objetivo de hacernos funcionar, pero que muy raramente se aproveche en los fenómenos físicos de manera útil” *(7),

La consciencia permite vivir los procesos mentales en un instante en que se percibe todo como una experiencia unificada. Hay un ensamblaje en donde se ponen en juego la entrada visual, el área auditiva, los receptores de la sensibilidad táctil y dolorosa, la vía olfatoria, los mecanismos de comprobación del espacio en donde se mueve el sujeto, la memoria, el entendimiento, los actos volitivos, la atención y las emociones.

Y todo ello tiene representaciones en diferentes zonas de la corteza cerebral. ¿Cómo es posible que todos los fenómenos mentales se unan en un instante? El Dr. Róger Sperry ganó el Premio Nobel en 1981 por sus estudios sobre las funciones especializadas del cerebro humano. A pacientes que sufrían convulsiones epilépticas incontrolables les practicó una callosotomía, es decir, la cirugía de separación de los dos hemisferios cerebrales cortando las fibras nerviosas del cuerpo calloso que los conectaban.

Después de la cirugía, un hemisferio parecía participar en diferentes experiencias del otro hemisferio. La habilidad de hablar, caminar o comer no estaban alteradas, pero si funciones cerebrales superiores. Se observaba afectación de la coordinación y dinámica interhemisférica: ocurrían contradicciones en las acciones bimanuales; ocultando las manos a la vista, podía ocurrir que una mano no conociera lo que hacía la otra *(8),

  • Existe la evidencia de que, después de la separación quirúrgica de los hemisferios cerebrales, el aprendizaje y la memoria no se afectan y cada hemisferio permite sentir y percibir de forma independiente.
  • Estudios posteriores han demostrado que el hemisferio derecho está involucrado con la expresión no verbal, la intuición, lo espontáneo, recitar poemas, melodía de canciones, discriminación de colores, hacer juego de objetos con imágenes, emparejar palabras con un significado, dibujar y manipular objetos, la expresión a través de la cara, la voz, gestos corporales, respuesta a instrucciones demostradas, visualización, recordar caras-formas-melodías-imágenes complejas-historias-eventos emocionales, soñar despierto, imaginar, crear y descubrir.

Por otra parte el hemisferio izquierdo se relaciona con la expresión verbal, la utilización de palabras para nombrar-describir-definir, la asociación de colores con objetos, pensar con palabras, la utilización de símbolos para nombrar las cosas, deletrear palabras, organizar, expresión a través del lenguaje, respuesta a instrucciones verbales, cálculo y análisis matemático, recordar nombres, hechos, días y secuencias motoras complejas.

  • Resumiendo se puede decir que en el hemisferio derecho se desarrollan aquellas funciones que requieren una visión intelectual sintética de muchas cosas a la vez, y en el izquierdo se desarrollan la funciones que precisan un pensamiento analítico y elementalista.
  • La conexión de ambos hemisferios permite una función globalizadora, sistemática y continua, que discurre prácticamente en simultaneidad *(9) El neurofisiólogo Rodolfo Llinás, afirma que el tálamo, que está conectado a diferentes regiones de la corteza cerebral, sostiene un “diálogo” continuo entre sus neuronas y las neuronas de la corteza cerebral, de tal manera que se produce una oscilación que se expande y se transmite mediante un “barrido” desde la corteza frontal hasta la corteza occipital cada 12.5 milésimas de segundo.

Esta dinámica está basada en los potenciales de acción y en el paso del estado polarizado al despolarizado de millones de neuronas que se ponen en acción en este tiempo. Esto quiere decir que las experiencias de la realidad se integran en ese brevísimo lapso de tiempo en la corteza frontal, en la corteza parietal, en la corteza occipital, etc.

Llinás postula que este barrido es el que nos permite tener unificadas todas estas experiencias polisensoriales y el que nos da la sensación de continuidad y de unidad del mundo externo. Hay medidas hechas con el llamado magnetoencefalógrafo que puede registrar los campos magnéticos de las células nerviosas, los cuales son muy débiles.

Tiene la ventaja de poder hacer registros de mayor profundidad que el electroencefalograma, pues lo que registra son las fluctuaciones de voltaje debidas a las corrientes eléctricas que fluyen a través de las membranas de las neuronas. Este aparato ha mostrado que el intervalo mínimo de tiempo en el cual se pueden percibir dos eventos en el mundo externo, lo que se llama el cuanto psico-físico, dura 12.5 milésimas de segundo *(10),

Conclusión La consciencia es uno de los temas más complejos en el estudio de la fisiología cerebral. A pesar de las diferentes teorías que anteriormente se han expuesto, por el momento, no se han logrado explicar los mecanismos neuronales precisos que tienen lugar en el proceso de la consciencia. Es un hecho comprobable que existe un sustrato anatómico y neurobiológico para su desarrollo, lo cual viene avalado por el hecho de que lesiones encefálicas como traumatismos craneoencefálicos, hemorragias, infartos cerebrales, tumores o tóxicos pueden dar lugar a un trastorno de la consciencia por afectación de las estructuras neuronales y/o de la función neuroquímica.

Sin embargo aunque es necesaria la concurrencia del tejido nervioso en la elaboración de la consciencia, hay autores cuya opinión pone de relieve que esta actividad no puede reducirse únicamente a la función neuronal. – Referencias bibliográficas

Guyton A C. Tratado de fisiología médica.5ª Ed. Interamericana.1977. Zagmutt A, Silva J. Conciencia y autoconciencia: Un enfoque constructivista. Revista Chilena de Neuropsiquiatría.1999; año 53, 37: 1. Fernández Burillo S. Curso de filosofía elemental: http://www.arvo.net Carreras A. Melodías neuronales: http://www.zendodigital.net Chalmers D J. La conciencia. Investigación y ciencia.233-Febrero-1996 Damasio AR. Creación cerebral de la mente. Investigación y ciencia.280-Enero-2000 Polkinghorne J. Ciencia y teología. Sal Térrea.2000. Rehermann C. Mitad más mitad es igual a mitad. http://www.henciclopedia.org.uy/autores/Rehermann/Sperry.htm Guirao M, Guirao-Piñeyro M, Morales-Hevia Mª M. Anatomía de la consciencia. Neuropsicoanatomía.2ª Ed. Masson, S.A.1997. Chimal C. La experiencia consciente y la integración de la realidad: http://eclipse.red.cinvestav.mx/publicaciones/avayper/julago/chimal.pdf,

Ver respuesta completa

¿Qué dice Romanos 2 15?

Romanos 2

  • 1 Por lo cual no tienes excusa, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo, porque lo mismo haces, tú que juzgas.
  • 2 Mas sabemos que el de Dios contra los que hacen tales cosas es según la verdad.
  • 3 ¿Y piensas esto, oh hombre, que juzgas a los que hacen tales cosas, y haces lo mismo, que tú escaparás del de Dios?
  • 4 ¿O menosprecias las de su bondad, y paciencia, y longanimidad, ignorando que su bondad te guía al ?
  • 5 Mas por tu, y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios,
  • 6 quien a cada uno a sus obras:
  • 7 la a los que en hacer el bien y buscan gloria, y honra e,
  • 8 Pero a los que son, y no la verdad, antes bien obedecen la injusticia: enojo e ira.
  • 9 Y tribulación y sobre todo ser humano que hace lo malo, el judío primeramente, y también el,
  • 10 pero gloria y honra y a todo el que hace el bien, al judío primeramente, y también al griego.
  1. 11 Porque no hay para con Dios.
  2. 12 Porque todos los que sin ley han pecado, sin ley también perecerán; y todos los que en la ley han pecado, por la ley serán juzgados;
  3. 13 porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los de la ley serán,
  4. 14 Porque los gentiles que no tienen ley hacen por naturaleza lo que es de la ley; estos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos,
  5. 15 pues muestran la obra de la escrita en sus corazones, dando también testimonio su, mientras que sus pensamientos los acusan o los excusan;
  6. 16 en el día en que Dios los secretos de los hombres por medio de Jesucristo, conforme a mi,
  7. 17 He aquí, tú que llevas el nombre de judío, y te apoyas en la ley, y te glorías en Dios,
  8. 18 y conoces su voluntad e, instruido por la ley, apruebas lo mejor,
  9. 19 y confías en que eres guía de los ciegos, luz de los que están en tinieblas,
  10. 20 instructor de los que no saben, maestro de niños, que tienes en la ley la de la ciencia y de la verdad.

21 Tú, pues, que enseñas a otro, ¿no te enseñas a ti mismo? Tú que que no se ha de, ¿hurtas? 22 Tú que dices que no se ha de adulterio, ¿cometes adulterio? Tú que abominas los ídolos, ¿?

  • 23 Tú que te jactas de la ley, ¿con infracción de la ley deshonras a Dios?
  • 24 Porque el nombre de Dios es por causa de vosotros entre los gentiles, como está escrito.
  • 25 Porque la en verdad aprovecha, si guardas la ley; pero si eres transgresor de la ley, tu circuncisión viene a ser incircuncisión.
  • 26 De manera que, si el incircunciso guarda las ordenanzas de la ley, ¿no será tenida en cuenta su incircuncisión por circuncisión?
  • 27 Y el que físicamente es incircunciso, pero guarda perfectamente la ley, te juzgará a ti, que con la letra y con la circuncisión eres transgresor de la ley.
  • 28 Porque no es judío el que lo es exteriormente, ni la circuncisión es la que se hace exteriormente en la carne;
  • 29 sino que es judío el que lo es en lo interior, y la es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no es de los hombres, sino de Dios.

Ver respuesta completa

You might be interested:  Mateo 16 26 Biblia Catolica?

¿Quién creó la conciencia?

Introducción – Desde Descartes y Locke, varios filósofos lucharon por comprender la naturaleza de la conciencia y aislar sus propiedades esenciales. Problemas que ocupan a la filosofía de la conciencia son: si el concepto en sí es fundamentalmente coherente, si la conciencia es en la metafísica necesaria o contingente, si la conciencia puede ser explicada en términos físicos (que no requieran una distinción dualista), si existe la conciencia no humana, si se puede reconocer y de qué forma, si los zombis filosóficos son posibles, cómo se relacionan la conciencia y el lenguaje, cómo se relaciona la conciencia y la conducta; la conciencia y la inteligencia; y si es posible que máquinas como computadoras o robots sean conscientes.
Ver respuesta completa

¿Qué es la conciencia y un ejemplo?

Sustantivo femenino –

Singular Plural
conciencia conciencias

1 Conocimiento que una persona tiene acerca de sus actos y de su propia existencia.

Sinónimo: consciencia, Ejemplo: Perder la conciencia en una borrachera.

2 Reconocimiento de la responsabilidad personal y capacidad de distinguir entre lo que es moralmente correcto e incorrecto.

Sinónimo: consciencia, Ejemplo: Tener conciencia de haberse equivocado.

3 Conocimiento meditado, estudiado o analizado de las cosas materiales o inmateriales.

Ejemplo: Tener conciencia ecológica.

4 Reflexión interior del individuo consigo mismo.

Sinónimo: consciencia, Ejemplo: Tener la conciencia tranquila.

5 Forma de ver las cosas existentes desde un punto de vista integrando la lógica, filosofía y el espíritu, reconociendo nuestro existencialismo y la de los demás como un proceso susceptible en el tiempo.

Ejemplo: Tengo la conciencia de estar viviendo en un plano físico y todo es el producto de las emociones humanas.

Ver respuesta completa

¿Cuál es la importancia de la conciencia?

Conclusión – Para concluir, te ofrecemos algunas claves para dejar de repetir los mismos conflictos una y otra vez con el objetivo de que puedas tomar nuevas decisiones, elegir quién quieres ser en cada situación y obtener resultados diferentes, más beneficiosos para ti y para tu entorno:

La raíz de los conflictos que se repiten en tu vida se encuentra en tu interior, no está en los demás o en agentes externos. Tomar conciencia de tus condicionamientos inconscientes es la clave para asumir la responsabilidad de tu vida y realizar los cambios que te permitirán obtener los resultados que deseas.

Tu forma de pensar y actuar está sustentada en patrones aprendidos para afrontar los diferentes desafíos que te presenta la vida. Si los resultados que obtienes no son beneficiosos, la introspección te permitirá hacer conscientes tus limitaciones para poder comprender su origen trascencderlas.

Sólo afrontando los conflictos de forma responsable y consciente podrás resolverlos y superarlos de forma eficaz, evitando que éstos se repitan en tu vida. El tiempo no lo resuelve todo, lo haces tú mediante la toma de conciencia y el paso a la acción.

En definitiva, tomar conciencia nos permite tomar las riendas de nuestra vida, crecer a través de los desafíos que nos presenta la vida y elegir en cada momento cómo queremos vivir. Comparte en los comentarios si te ha resultado interesante este artículo y compártelo a quien creas que puede resultarle útil esta información. ¡Gracias por tu interés!
Ver respuesta completa

¿Dónde habita la conciencia?

La corteza cerebral contiene áreas esenciales para la experiencia de la conciencia. También el tálamo. Sea como fuere, estos resultados apoyan la idea de que la bidireccionalidad en la red cerebral es clave para identificar el lugar de la conciencia.
Ver respuesta completa

¿Qué diferencia hay entre la mente y la conciencia?

La Conciencia : – Aunque el término “conciencia” se refiere por definición al conocimiento moral de lo que está bien y lo que está mal. También se puede emplear en sustitución del término “consciencia” que es ese estado de la mente que te permite darte cuenta de tu propia existencia, la existencia del resto del mundo y ser consciente de las cosas que te pasan.

Por tanto, podríamos llegar a decir que la conciencia o consciencia es el resultado del procesamiento de información que tiene lugar en el interior de tu cerebro. Es algo así como una pantalla mental donde el cerebro presenta continuamente la información que necesitas conocer en cada momento para guiar tu comportamiento y tus decisiones conscientes.

Pero eso no significa que seas consciente de todo lo que procesa tu cerebro y tu mente. Además, la consciencia es un estado mental muy especial, íntimo y personal, porque sólo puedes sentir tu propia consciencia y nunca la de los otros. Es decir, no hay manera de penetrar en la mente de otra persona como lo haces en la tuya gracias a tu propia consciencia.

Ten en cuenta también que tu conciencia es algo que procesa las cosas de forma global, es decir, no tienes una consciencia separada para los sonidos, otra para las imágenes, otra para las emociones, etc, es como que cuando te haces consciente de una experiencia todo lo que forma parte de la misma, lo percibes integrado en una percepción consciente y única de cada momento.

Eso sí, tenemos una enorme capacidad para cambiar los contenidos de la consciencia a gran velocidad y siempre que voluntariamente lo deseemos. Esto significa que puedes cambiar de pensamiento, dejar, por ejemplo, de pensar en lo que estás haciendo (esto pasa muy a menudo cuando conduces) y pasar, por ejemplo, a imaginar que estás conversando sobre alguna cuestión con tu pareja, a la que vas a ver en cuanto llegues a destino.
Ver respuesta completa

¿Cuál es el origen de la conciencia?

Etapas de desarrollo de la conciencia – Los estudios científicos sobre la conciencia en psicología dividen el proceso de su desarrollo en las siguientes etapas: La primera etapa del desarrollo de la conciencia se produce antes de que el niño cumpla un año de edad,

Durante este periodo, la conciencia del niño se llama despierta, Durante este período de desarrollo, el niño tiene las primeras reacciones a las manifestaciones del mundo exterior. Son las manifestaciones iniciales de la conciencia. El niño puede elegir las situaciones más agradables que satisfagan sus necesidades.

La segunda etapa de desarrollo abarca el periodo de uno a tres años, Esta etapa se denomina en psicología objetiva y es ahora cuando la conciencia se desarrolla más intensamente. En el proceso de la actividad vital, el niño acumula muchas impresiones de la interacción con la realidad circundante, se familiariza con los objetos y fenómenos que le rodean.

  1. El volumen de sus ideas sobre el mundo crece y se ve favorecido por su capacidad de caminar y el desarrollo de su habla.
  2. El proceso de desarrollo del lenguaje pone en marcha un mecanismo de desarrollo mental en el que el niño tiene la capacidad de generalizar y aparecen elementos de distracción y abstracción.

La tercera etapa de desarrollo es característica de la edad de tres a nueve años, Esta etapa se denomina conciencia individual, El proceso de desarrollo es todavía muy activo y en esta etapa el niño ya es capaz de separar su personalidad del mundo exterior.

  • Los procesos de desarrollo del habla y todos los procesos cognitivos básicos continúan.
  • El momento más importante del desarrollo es tomar conciencia de su propio yo niño.
  • La cuarta etapa de desarrollo se da entre los nueve y los dieciséis años, ya que es aquí donde se da un proceso de desarrollo de la conciencia colectiva,

Es en esta edad cuando el adolescente adquiere la comprensión más clara de sí mismo como individuo, de las pautas de desarrollo de la realidad circundante y de las peculiaridades de las relaciones colectivas. Se desarrolla la capacidad del adolescente para ver la relación entre los acontecimientos pasados y presentes. Qué Es La Conciencia Según La Biblia Y la quinta etapa de desarrollo es propia de los veinte años en adelante, pues se adquiere la conciencia reflexiva, que es una forma más desarrollada de conciencia social. Surge la capacidad de introspección y autoobservación y de examinar los propios pensamientos y creencias.

  1. Hay una reevaluación de los conocimientos obtenidos a lo largo de la vida con el fin de evaluar su relevancia para el estado real de las cosas.
  2. Otra dirección no menos importante de la mejora de la conciencia humana es el proceso de desarrollo del pensamiento y del habla en su estrecha relación.
  3. La persona adquiere la capacidad de comprender profundamente la esencia de las cosas, mientras que el proceso de desarrollo del habla contribuye a la designación de nuevos conceptos y a la descripción de los fenómenos de la vida circundante.

¿Quiere saber más sobre el desarrollo de la conciencia? Revise nuestro Máster en Psicología Clínica y Psicoterapia Infanto-Juvenil Compártelo Suscríbete a nuestro Magazine Recibe Artículos, Conferencias y Master Class Psicología
Ver respuesta completa

¿Cuántas conciencias tiene el ser humano?

Conciencia en humanos – Artículos principales: y, En la especie, la conciencia implica varios interrelacionados. Se traduce del griego sy‧néi‧dē‧sis, de syn -‘con’- y éi‧dē‧sis -‘conocimiento’-, de modo que significa co-conocimiento, o conocimiento con uno mismo.

Conciencia se refiere al saber de sí mismo, al conocimiento que el humano tiene de su propia existencia, estados o actos. La puede también definirse como el estado cognitivo no abstracto que permite la interactuación, interpretación y asociación con los estímulos externos, denominados, La conciencia requiere del uso de los sentidos como medio de conectividad entre los estímulos externos y sus asociaciones.

Los humanos adultos sanos tienen y, aunque también el pensamiento abstracto se presentaría en otras especies animales, hasta un punto que debe clarificarse. ​ ​ Filósofos como afirmaron y trataron de demostrar que el ser humano es un animal a diferencia de los demás.
Ver respuesta completa

¿Por qué se dice que la conciencia es la voz de Dios?

Según el cristianismo – En el cristianismo, la conciencia sería la “voz de Dios” que analiza si lo que hace la persona está bien o mal. Se guía por la voz de la conciencia. Esta hace posible el comportamiento humano responsable. En el momento que estamos ante una opción que compromete a la conciencia de cada uno de nosotros es lo que permite señalar, entonces, que la conciencia moral es el proceso de salvación de la persona humana En el cristianismo comparamos las acciones con las de Jesucristo, lo que haría él, en nuestro lugar.
Ver respuesta completa

¿Qué dice Romanos 2 15?

Romanos 2

  • 1 Por lo cual no tienes excusa, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo, porque lo mismo haces, tú que juzgas.
  • 2 Mas sabemos que el de Dios contra los que hacen tales cosas es según la verdad.
  • 3 ¿Y piensas esto, oh hombre, que juzgas a los que hacen tales cosas, y haces lo mismo, que tú escaparás del de Dios?
  • 4 ¿O menosprecias las de su bondad, y paciencia, y longanimidad, ignorando que su bondad te guía al ?
  • 5 Mas por tu, y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios,
  • 6 quien a cada uno a sus obras:
  • 7 la a los que en hacer el bien y buscan gloria, y honra e,
  • 8 Pero a los que son, y no la verdad, antes bien obedecen la injusticia: enojo e ira.
  • 9 Y tribulación y sobre todo ser humano que hace lo malo, el judío primeramente, y también el,
  • 10 pero gloria y honra y a todo el que hace el bien, al judío primeramente, y también al griego.
  1. 11 Porque no hay para con Dios.
  2. 12 Porque todos los que sin ley han pecado, sin ley también perecerán; y todos los que en la ley han pecado, por la ley serán juzgados;
  3. 13 porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los de la ley serán,
  4. 14 Porque los gentiles que no tienen ley hacen por naturaleza lo que es de la ley; estos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos,
  5. 15 pues muestran la obra de la escrita en sus corazones, dando también testimonio su, mientras que sus pensamientos los acusan o los excusan;
  6. 16 en el día en que Dios los secretos de los hombres por medio de Jesucristo, conforme a mi,
  7. 17 He aquí, tú que llevas el nombre de judío, y te apoyas en la ley, y te glorías en Dios,
  8. 18 y conoces su voluntad e, instruido por la ley, apruebas lo mejor,
  9. 19 y confías en que eres guía de los ciegos, luz de los que están en tinieblas,
  10. 20 instructor de los que no saben, maestro de niños, que tienes en la ley la de la ciencia y de la verdad.

21 Tú, pues, que enseñas a otro, ¿no te enseñas a ti mismo? Tú que que no se ha de, ¿hurtas? 22 Tú que dices que no se ha de adulterio, ¿cometes adulterio? Tú que abominas los ídolos, ¿?

  • 23 Tú que te jactas de la ley, ¿con infracción de la ley deshonras a Dios?
  • 24 Porque el nombre de Dios es por causa de vosotros entre los gentiles, como está escrito.
  • 25 Porque la en verdad aprovecha, si guardas la ley; pero si eres transgresor de la ley, tu circuncisión viene a ser incircuncisión.
  • 26 De manera que, si el incircunciso guarda las ordenanzas de la ley, ¿no será tenida en cuenta su incircuncisión por circuncisión?
  • 27 Y el que físicamente es incircunciso, pero guarda perfectamente la ley, te juzgará a ti, que con la letra y con la circuncisión eres transgresor de la ley.
  • 28 Porque no es judío el que lo es exteriormente, ni la circuncisión es la que se hace exteriormente en la carne;
  • 29 sino que es judío el que lo es en lo interior, y la es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no es de los hombres, sino de Dios.

Ver respuesta completa

¿Quién habla sobre la conciencia?

La ciencia ratifica una teoría de Platón más de 2.000 años después La influencia de Platón en la historia reciente de la humanidad es innegable. Sus teorías han sido largamente estudiadas y algunos de sus postulados todavía hoy están vigentes. En este sentido, su teoría de la conciencia ha sido respaldada por la neurociencia ahora, 2.300 años después.

Platón, en el siglo IV a.C. definió la conciencia como la relación del alma con ella misma: diálogo que se genera con un lenguaje capaz de preguntar y responder al mismo tiempo. Más de 2.000 años después, en 2008, el neurocientífico Giulio Tononi, de la Universidad de Wisconsin (EE.UU.), presentó su teoría de la información integrada, donde aceptaba que la conciencia se presenta en nosotros como la expuso el filósofo griego: como una capacidad interna de causa-efecto sobre sí misma.

Y ahora la neuróloga Melanie Boly, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, viene a lo que postuló su colega Tononi, con el que ha trabajado, según relata la revista, Boly explica que para que exista algo, debe ser capaz de tener un efecto, debe ser capaz de hacer una pequeña diferencia a otra cosa.

  • La conciencia existe para sí misma y por sí misma.
  • Por lo tanto, debe tener causa y efecto en sí misma”, esgrime esta neuróloga.
  • Boly arguye que mucho antes de que la explicación de la conciencia fuera presentada de forma científica, Platón expresó la idea de que para que algo exista debe ser capaz de tener un efecto.

Este planteamiento se encuentra en la obra del antiguo filósofo griego, quien describió la conciencia, empleando la palabra ser, como poder. Lo hizo en el diálogo El Sofista : “Mi idea es que cualquier cosa que posea alguna clase de poder de afectar a otra cosa o de ser afectada por otro, aunque sea por un solo instante, por escasa que sea la causa y por insignificante el efecto, tiene existencia real; y sostengo que la definición del ser es simplemente poder”.
Ver respuesta completa

¿Qué dice Hechos 24 16?

16 Y por esto, procuro yo tener siempre una a conciencia sin remordimiento ante Dios y ante los hombres.
Ver respuesta completa

¿Qué dice Proverbios 20 27?

1 El a vino es escarnecedor, la bebida fuerte, alborotadora; y cualquiera que por su causa yerre no es sabio.2 Como rugido de león es la ira del rey; el que le hace enfurecer peca contra su propia vida.3 Honra es del hombre dejar la contienda, pero todo insensato se enreda en ella.4 El a perezoso no ara después del otoño; pedirá, pues, en la siega, y no hallará.5 Como aguas profundas es el a consejo en el corazón del hombre, pero el hombre entendido lo sacará.6 Muchos hombres hay que proclaman su propia bondad, pero hombre fiel, ¿quién lo hallará? 7 El justo camina en su a integridad ; bienaventurados son sus hijos después de él.8 El rey que se sienta en el trono del juicio con su mirar disipa todo mal.9 ¿Quién podrá decir: Yo he a limpiado mi corazón; limpio estoy de mi b pecado ? 10 Pesa falsa y medida falsa, ambas cosas son abominación a Jehová.11 Aun el muchacho es conocido por sus a hechos, si su obra es limpia y recta.12 El oído que oye y el ojo que ve, ambas cosas igualmente ha hecho Jehová.13 No ames el a sueño, para que no te empobrezcas; abre tus ojos y te saciarás de pan.14 El que compra dice: Malo es, malo es; pero cuando se aparta, se jacta de la compra.15 Hay oro y multitud de piedras preciosas, mas los labios del conocimiento son joyas preciosas.16 Quítale su ropa al que salió por fiador del extraño, y toma prenda de él por la mujer extranjera.17 Sabroso es al hombre a el pan de engaño, pero después su boca será llena de cascajo.18 Los planes con el consejo se establecen, y con sabia estrategia se hace la guerra.19 El que revela secretos en a chismes anda; no te entrometas, pues, con el suelto de lengua.20 Al que maldice a su a padre o a su madre se le apagará su b lámpara en c oscuridad tenebrosa.21 La herencia adquirida deprisa al principio no será bendecida al final.22 No digas: a Devolveré el mal; espera a Jehová, y él te salvará.23 Abominación son a Jehová las pesas falsas, y la balanza falsa no es buena.24 De Jehová son los a pasos del hombre; ¿cómo, pues, entenderá el hombre su camino? 25 Trampa es para el hombre apresurarse a decir: Santo es, y después de haberlo dicho, reflexionar.26 El rey sabio dispersa a los malvados y sobre ellos hace rodar la rueda.27 Lámpara de Jehová es el espíritu del hombre, la cual escudriña lo más profundo del ser.28 Misericordia y verdad guardan al rey, y con clemencia se sustenta su trono.29 La gloria de los jóvenes es su fuerza; y la hermosura de los ancianos, sus canas.30 Las señales de las heridas limpian del mal; y los golpes, lo más profundo del ser.
Ver respuesta completa