La Autoestima En La Biblia?

La Autoestima En La Biblia
Versículos de la Biblia sobre la autoestima 1 Pedro 3:3-4: 3 El adorno de las cuales no sea exterior con encrespamiento del cabello, y atavío de oro, ni en compostura de ropas, 4 Sino el hombre del corazón que está encubierto, en incorruptible ornato de espíritu agradable y pacífico, lo cual es de grande estima delante de Dios.1 Juan 3:1: 3 MIRAD cuál amor nos ha dado el Padre, que seamos llamados hijos de Dios: por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoce á él.

Mateo 16:24-25: 24 Entonces Jesús dijo á sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese á sí mismo, y tome su cruz, y sígame.25 Porque cualquiera que quisiere salvar su vida, la perderá, y cualquiera que perdiere su vida por causa de mí, la hallará. Jeremías 29:11: 11 Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.

Mateo 11:28-30: 28 Venid á mí todos los que estáis trabajados y cargados, que yo os haré descansar.29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas.30 Porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

Génesis 1:26-27: 26 Y dijo Dios: Hagamos al hombre á nuestra imagen, conforme á nuestra semejanza, y señoree en los peces de la mar, y en las aves de los cielos, y en las bestias, y en toda la tierra, y en todo animal que anda arrastrando sobre la tierra.27 Y crió Dios al hombre á su imagen, á imagen de Dios lo crió, varón y hembra los crió.1 Juan 4:19-21: 19 Nosotros le amamos á él, porque él nos amó primero.20 Si alguno dice, Yo amo á Dios, y aborrece á su hermano, es mentiroso.

Porque el que no ama á su hermano al cual ha visto, ¿cómo puede amar á Dios á quien no ha visto? 21 Y nosotros tenemos este mandamiento de él: Que el que ama á Dios, ame también á su hermano.

Lucas 16:15: 15 Y díjoles: Vosotros sois los que os justificáis á vosotros mismos delante de los hombres, mas Dios conoce vuestros corazones, porque lo que los hombres tienen por sublime, delante de Dios es abominación.Mateo 22:39: 39 Y el segundo es semejante á éste: Amarás á tu prójimo como á ti mismo.Juan 3:16: 16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado á su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.Marcos 12:30: 30 Amarás pues al Señor tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y de toda tu mente, y de todas tus fuerzas, este es el principal mandamiento.Jeremías 1:5: 5 Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que salieses de la matriz te santifiqué, te dí por profeta á las gentes.Génesis 1:27: 27 Y crió Dios al hombre á su imagen, á imagen de Dios lo crió, varón y hembra los crió.

Efesios 3:17-21: 17 Que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, para que, arraigados y fundados en amor, 18 Podáis bien comprender con todos los santos cuál sea la anchura y la longura y la profundidad y la altura, 19 Y conocer el amor de Cristo, que excede á todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.20 Y á Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos ó entendemos, por la potencia que obra en nosotros, 21 A él sea gloria en la iglesia por Cristo Jesús, por todas edades del siglo de los siglos.

Amén. Salmos 127:3-5: 3 He aquí, heredad de Jehová son los hijos: Cosa de estima el fruto del vientre.4 Como saetas en mano del valiente, Así son los hijos habidos en la juventud.5 Bienaventurado el hombre que hinchió su aljaba de ellos: No será avergonzado Cuando hablare con los enemigos en la puerta.2 Corintios 10:14: 14 Porque no nos extendemos sobre nuestra medida, como si no llegásemos hasta vosotros: porque también hasta vosotros hemos llegado en el evangelio de Cristo Romanos 6:23: 23 Porque la paga del pecado es muerte: mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

Marcos 12:31: 31 Y el segundo es semejante á él: Amarás á tu prójimo como á ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.
Ver respuesta completa

¿Qué relacion hay entre Dios y autoestima?

¿Influye la religiosidad en la autoestima? – Blog de Psicología ¿Tienen más autoestima las personas que tienen creencias religiosas (creen en Dios, etc.) y llevan a cabo comportamientos religiosos (rezan, participan de la liturgia comunitaria, etc.), que las que no? Esta cuestión liga directamente las convicciones religiosas y las autovaloraciones personales.

Según Bernhard Grom, psicólogo de la religión, la creencia en Dios sería una fuente de autoestima, al ser vivenciado como un ser que acepta y valora de manera incondicional y positivamente a la persona. Un aspecto clave residiría en la concepción que se tuviera de Dios, bien como un padre benigno que acepta y ama sin condiciones, bien como un juez implacable que anota las faltas y las carga en el haber de la propia conciencia exigiendo una reparación.

You might be interested:  Que Religión Hay En Ucrania?

Las convicciones religiosas no sólo apoyarían y confirmarían una positiva autoestima, sino que también influirían en su estructuración y mantenimiento, ya que en su ámbito específico de los valores éticos y personales atribuyen al individuo el valor y la dignidad de interlocutor de una instancia sobrehumana.

Según Grom, la autoestima proporcionaría al individuo ayuda para distanciarse de autovaloraciones negativas, de ligeras depresiones, del rigorismo perfeccionista y excesivo, y para superar los fallos y errores personales en ámbitos concretos de actuación personal. Asimismo, facilitaría la modificación de esquemas autovalorativos negativos que se hubieran convertido en habituales, y la centración en las cualidades personales positivas al permitir tomar conciencia de la propia responsabilidad, desde una instancia no sólo ética sino también y sobre todo trascendente, para colaborar en el propio bienestar y el de los demás.

Por otra parte, la autoestima positiva permitiría la relativización de ciertas valoraciones extremas que tienen su origen en el medio social, hasta el punto de sentirse legitimado y rehabilitado en las propias convicciones por una instancia trascendente.

  1. Finalmente, la autoestima orientaría positivamente la conciencia moral, al facilitar la confesión de los propios fallos y la aceptación de la culpa moral, permitiendo no sentirse abandonado al juicio de la propia conciencia y de los demás sino, por encima de ello, aceptado por Dios.
  2. La relación positiva entre religiosidad y autoestima está avalada por un importante volumen de trabajos, si bien no faltan otros que informan de relación negativa de la religiosidad intrínseca con la autoestima, pero positiva con la culpa.

Autor: Dr. Ximo García : ¿Influye la religiosidad en la autoestima? – Blog de Psicología
Ver respuesta completa

¿Qué es el autoestima en lo espiritual?

LAS 4 CARAS DE LA AUTOESTIMA Muchas veces nos dicen que tenemos la autoestima baja, que la tenemos que potenciar, etc. ¿Pero realmente tenemos claro cuáles son los distintos aspectos que la componen? ¿Y más difícil aún, sabemos qué acciones podemos poner en práctica para poder potenciar las distintas caras de la autoestima? A continuación, os presentamos lo que llamamos las 4 caras de la autoestima, con algunos ejemplos para poder comprenderlas mejor, y con la idea de transmitir que todas las caras son necesarias por igual para tener una buena autoestima:

FÍSICA: es necesario cuidar de nuestro cuerpo para preservar y fortalecer nuestra capacidad de vivir, adaptarnos y disfrutar.

Ex: un cuerpo que no está cuidado porque no descansa, no está bien alimentado o esta rígido porque no se mueve, no nos permite abrirnos a la vida.

MENTAL: está relacionada con el funcionamiento de nuestras capacidades mentales, promoviendo la comprensión y el aprendizaje para tener claridad y exactitud.

Ex: pensad en después de unes vacaciones, en especial si no se ha ejercitado para nada el cerebro o, evidentemente también podemos pensar en después de períodos de consumo. el cerebro puede quedar en un embotamiento que no nos permite tomar decisiones con la claridad esperada.

ESPIRITUAL: muy relacionada con el compromiso con nuestro sistema de valores personales, nos sirve para reforzar el liderazgo de nuestra propia vida, y nos permite tener inspiración y evolucionar.

Ex: cuando nos es difícil decidir sobre un hecho concreto, muchas veces nos puede ayudar saber cuáles son nuestros valores personales y/o objetivos más a largo plazo y, pensar si lo que queremos hacer nos aleja o nos acerca a estos valores.

EMOCIONAL/SOCIAL: es importante cuidar las relaciones con las demás personas reforzando el liderazgo interpersonal para mejorar, a su vez, habilidades como la empatía y la cooperación.

Ex: volvernos a interesar por los demás, dar y recibir, rodearnos de un ambiente positivo y, desintoxicarnos de personas que no creen en nosotros y deterioran nuestra autoestima. Así pues, os animamos a que ahora podáis plantearos cuales de estas caras de la autoestima tenéis menos trabajadas y, podáis plantearos qué acciones podéis emprender para mejorarlas. : LAS 4 CARAS DE LA AUTOESTIMA
Ver respuesta completa

¿Dónde habita la autoestima?

AHORA, ¿QUÉ ES LA AUTOESTIMA? – El concepto de la autoestima se puede definir como el resultado emocional que surge si aceptamos y nos gusta nuestro autoconcepto. Contrariamente al pensamiento popular, la autoestima no surge de evaluarnos positivamente en cada situación, sino de observarnos con objetividad y sobre todo de estimar y aceptar nuestro autoconcepto.

  • La autoestima, no es un concepto fijo y estable, se manifiesta de forma cambiante en función de nuestra situación vital y nuestras circunstancias y se va modificando a lo largo de nuestra vida.
  • De hecho, hemos comprobado en nuestra consulta, que es el único rasgo que siempre mejora al hacer un tratamiento psicológico.

Podemos afirmar que la autoestima es la base, los cimientos de nuestra salud psicológica. Si nuestra autoestima es adecuada, podremos interactuar con el mundo de forma sana, podremos afirmarnos en cualquier situación y defender nuestros derechos sin alteración.

Con una autoestima sana seremos inmunes o poco vulnerables a los ataques emocionales del entorno y actuaremos con tranquilidad en cualquier situación, aceptándonos incondicionalmente, lo que hará que estemos satisfechos de nuestras reacciones y conductas. Una autoestima sana previene enfermedades psicológicas como la depresión o la ansiedad.

Es también una de las bases de las relaciones humanas, y por lo tanto, afecta de forma directa a nuestra manera de actuar en el mundo y de relacionarnos con los demás. Nada en nuestra manera de pensar, de sentir y de actuar escapa a la influencia de la autoestima.

Está dispuesta a defender sus derechos personales incluso aunque encuentre oposición o ataques emocionales. Se siente lo suficientemente segura de sí misma como para modificar su opinión o su criterio, si la experiencia le demuestra que estaba equivocada. Es capaz de obrar según su propio criterio, y sin sentirse culpable cuando a otros no estén de acuerdo con su proceder No pierde el tiempo preocupándose en exceso por lo que le haya ocurrido en el pasado, ni por lo que le pueda ocurrir en el futuro. Aprende del pasado y planifica el futuro, pero vive con intensidad el presente. Confía en su capacidad para resolver sus propios problemas, sin dejarse acobardar por fracasos y dificultades, y cuando realmente lo necesita, está dispuesta a pedir la ayuda de otros. Como persona, se considera y siente igual que cualquier otro, ni inferior, ni superior; sencillamente, igual en dignidad; y reconoce diferencias en talentos específicos, prestigio profesional o posición económica. Reconoce que puede ser interesante y valiosa para otras personas. No se deja manipular, aunque está dispuesta a colaborar si le parece apropiado y conveniente. Reconoce y acepta en sí misma diferentes sentimientos y emociones, tanto positivos como negativos, y está dispuesta a revelárselos a otra persona, si le parece que vale la pena y así lo desea. Es capaz de disfrutar con una gran variedad de actividades. Es sensible a los sentimientos y necesidades de los demás; respeta las normas sensatas de convivencia generalmente aceptadas, y entiende que no tiene derecho —ni lo desea— a divertirse a costa de otros.

You might be interested:  Que Es Un Talento Según La Biblia?

Como conclusión, podemos afirmar que una autoestima sana nos aportara grandes beneficios en todos los aspectos de nuestra vida. Terapia para mejorar la baja Autoestima en Madrid La autoestima es un concepto que se manifiesta de forma cambiante en función de nuestra situación vital y nuestras circunstancias, de hecho, la autoestima es el rasgo que siempre mejora al hacer un tratamiento psicológico.
Ver respuesta completa

¿Qué nos dice el texto biblico Ef 1 14?

14 quien es la garantía de nuestra herencia, para la redención de la posesión adquirida para alabanza de su gloria.
Ver respuesta completa

¿Cómo orar a Dios para mejorar mi autoestima?

Pasos –

  1. 1 Empieza un estudio de las escrituras. Empieza con el nuevo testamento, el libro de Juan. También estudia el viejo testamento. Aquí se ve cómo trata Dios a hombre y mujeres.
  2. 2 Busca las pruebas de que eres hijo de Dios. También busca pruebas de la existencia de Dios. Busca escritos que hablen del amor de Dios hacia sus hijos; un amor que refleja el amor que tienen los padres por sus hijos. Te dará verdadera confianza saber que Dios te creo tal como eres y que te ama.
  3. 3 Empieza a pensar diferente con base en las cosas que has leído, Dios te cambiará y volverás a nacer. Estas son las cosas que Dios nos ha pedido hacer para servirle. Él nos da guía para poder servirle y siempre debemos seguir sus mandamientos.
  4. 4 Llama a Dios en oración en el nombre de Jesús. Puedes estás palabras “en nombre de Cristo Jesús” él te ayudará a volver a nacer. Si le das la espalda al pecado y aceptas que Jesús dio la vida por ti en la cruz el espíritu santo te regenerará y te hará una nueva persona, tanto la oración como el cambio de vida te darán herramientas para aumentar tu autoestima.
  5. 5 Date cuenta de que Dios estará contigo. Sobre todo en esos momentos en los que pensamos que no podríamos lograrlo estando solos.
  6. 6 Valora el momento. No importa lo que piensen o digan los digas o lo que puedas o no hacer. Tú te sentirás bien contigo mismo sabiendo cuánto te ama Dios, es un sentimiento que nadie más te dará.
  7. 7 Vive para Dios. Recuerda, si eres cristiano, vives en el mundo pero no eres del mundo. Las reglas, vestimenta, estima y todo lo demás de ellos, es eso, ellos. No está dado por Dios. Tú eres un hijo de Dios y como su hijo debes contar con él en todo, incluyendo tu autoestima.
    • La autoestima está altamente sobreevaluada. Si necesitas más autoestima es que necesitas más de Dios. No importa en realidad nuestra autoestima si no nuestra Dios- estima, recuerda eso siempre. ¿Qué importa si la gente se burla de ti por tu fe? Al final no importa cómo nos desenvolvemos socialmente, lo que importa es la fe.

    Anuncio

Ver respuesta completa

¿Cuáles son las cuatro cara de la autoestima?

Las cuatro caras de la autoestima En muchas ocasiones nos dicen que tenemos la autoestima baja pero, ¿sabemos cuáles son los diferentes aspectos que la componen? ¿Y cómo podemos poner en práctica estas acciones para potenciarla?. La autoestima se puede separar en una naturaleza física, espiritual, mental y social/emocional. Todas estas caras son importantes para tener una buena autoestima:

Física: Cuidar nuestro cuerpo es fundamental para preservar y fortalecer nuestra capacidad de vivir. Debemos ser proactivos y confiar en nuestra salud física mediante una rutina de bienestar.Mental: Se basa en la exploración y adquisición de nuevos conocimientos, así como con el funcionamiento de nuestras capacidades mentales, fomentando la comprensión y el aprendizaje para tener claridad y exactitud.Espiritual: Está muy relacionada con nuestros valores personales y se fortalece dedicando tiempo a la meditación. Detenernos unos segundos al día para reflexionar sobre nuestros asuntos nos ayuda a tener inspiración y evolucionar.Emocional/social: Cuidar las relaciones con los demás resulta vital para reforzar el liderazgo interpersonal, así como la empatía y la cooperación. Son dos dimensiones ligadas entre sí, porque la vida emocional no puede entenderse de manera plena si no tenemos en cuenta a las relaciones personales.

Ver respuesta completa

¿Cuáles son los cuatro aspectos de la autoestima?

En el video el psicólogo defiende y plantea que la autoestima se puede –y debe– enseñar desde la infancia, a través del desarrollo de cuatro pilares: autoconcepto, autoimagen, autorefuerzo y autoeficacia.
Ver respuesta completa

¿Cuál es la base de la autoestima?

Las bases de la autoestima «Autoestima» es una palabra cada vez más usada pero en realidad poco comprendida. Parecería que para estar bien con uno mismo, debería bastar con decirse frases positivas, repetir fórmulas como «tú vales mucho», y lanzarse a afrontar la vida evitando el decaimiento de sentirse poca cosa.

Pero la autoestima es algo muy serio, pues la imagen que tenemos de nosotros mismos y nuestro aprecio de ella es un factor clave de nuestra actuación diaria, aunque no nos demos cuenta de ello. Las relaciones con los demás, la clave de interpretación de lo que nos sucede, están basadas en ese intangible que llamamos autoestima.

La autoestima puede entenderse como el grado de aprecio y valoración que tenemos hacia nosotros mismos, y que resulta de la concordancia o discordancia entre lo que soy, lo que creo ser y lo que desearía ser ( mi «yo ideal»), que es ese «alguien» con quien constantemente me comparo.

Nuestra historia personal y los mensajes que nos han dado sobre nosotros mismos, y Por una decisión propia: aceptarnos o no, para empezar a caminar de otro modo.

1. La historia personal Desde que nacemos recibimos, con palabras y sin ellas, una serie de mensajes que nos hacen sentir más o menos dignos de recibir afecto, más o menos gratos y aceptables por parte de los demás. Las primeras bases de la autoestima se configuran entre los 0 y los 3 años, en que las personas adquirimos o no una vivencia de confianza y seguridad básicas,

La satisfacción de nuestras necesidades básicas de alimento, limpieza, caricias y cercanía del adulto que nos cuida, marca profundamente la sensación vital de que el mundo es un lugar seguro y que uno está bien instalado en él. A partir de los 3-4 años empezamos a construir la futura autonomía, según las facilidades o inhibiciones que nuestro entorno nos ofrezca en la exploración del ambiente, la posibilidad de preguntar y recibir respuestas, el estímulo para aprender cosas nuevas y probar las propias capacidades.

A lo largo de la infancia nos vamos construyendo una imagen de nosotros mismos a base de las experiencias, los mensajes verbales y no verbales que los demás nos envían sobre nosotros mismos. Esa imagen recibida de las personas de referencia nos configura, en cierto modo nos define, aunque al confrontarla con el mundo interior nos hacemos una idea más personalizada sobre quiénes y cómo somos, qué tan “aceptables” resultamos para esas personas, y en definitiva si somos o no, dignos de aprecio.

  1. En la adolescencia la imagen que tenemos de nosotros mismos entra en crisis, pues se transforma y se redefine al modificarse profundamente nuestro cuerpo e iniciar la madurez sexual.
  2. Ese período de paso produce casi siempre una lucha interior, una vivencia de indefinición y uno se pregunta: ¿Quién soy? ¿cómo soy realmente? Lo que solemos estar convencidos es de NO QUERER SER como nuestros padres y adultos de referencia hasta entonces.

Se buscan otros modelos y nos encontramos confortablemente en el grupo de pares donde intentamos ser aceptados y queridos. En estos momentos de transición, la seguridad de contar con el afecto de los adultos de referencia no parece importarnos, pero sigue siendo un elemento de valor para atravesar este pasaje con éxito No todo el mundo sale de esta fase con una identidad personal muy definida; depende también de cómo se han cimentado las fases anteriores.

Sea como sea, éste será un nuevo punto de partida para emprender la vida adulta. Probablemente la edad adulta es el mejor momento para darnos cuenta de que de otros padres no habríamos nacido, que ser quienes somos es nuestra única posibilidad de existir en el universo y asumir la propia vida es una opción de la libertad que no puede hacer nadie más que nosotros mismos.

Sea cual sea nuestra historia, podemos plantearnos pasar al siguiente escalón.2. Decidir quererse Pero la persona no sólo es resultado de lo que los demás hacen de ella. También hay un elemento importante de auto-construcción; hay un punto de libertad en dar el paso de aceptarse a uno mismo o no.

Por eso habría que completar dos frases muy célebres que marcan la cultura occidental: Conócete a ti mismo (Frontispicio de Delfos): Conócete (y acéptate) a ti mismo, Ser la persona que se es (Kirkergaard): Ser la persona que se es, ( para ser la que puedes llegar a ser ). Una autoestima sana se fundamenta en lo que realmente somos: nuestra condición humana y nuestro modo de ser tal cual somos hoy, para poder crecer.

Es un punto de partida. Es bueno impulsar el círculo virtuoso para avanzar y desarrollar las propias potencias, lo que podemos llegar a ser. La autoestima tiene que evolucionar con nosotros. No puede anclarse en una edad de tal manera que cualquier cambio signifique una disminución de nuestro aprecio por nosotros mismos.

  1. Asumir la propia vida nos hace tomar las riendas de lo que nos suceda en adelante.
  2. Favorecer la autoestima de otros no es fácil pero tampoco imposible.
  3. Sobre todo si intentamos focalizar las acciones (asertividad) más que el clima interior, que se nos escapa.
  4. No podemos cambiar nuestra historia personal, pero sí la manera de leerla e interpretarla.

Ir caminando en el sentido de dedicar apreciarnos es clave para caminar con más paz y entusiasmo. Leticia SOBERÓN Psicóloga La Herradura, Granada (España) Agosto 2017 : Las bases de la autoestima
Ver respuesta completa

¿Cuál es la función de la autoestima?

La autoestima es la valoración que cada persona hace sobre si misma a través de las sensaciones, pensamientos, sentimientos y experiencias que ha ido teniendo a lo largo de su vida. Esa información que va adquiriendo sobre sí misma la irá incorporando poco a poco en su persona.
Ver respuesta completa