Cómo Era La Religión De Roma?

Cómo Era La Religión De Roma
La religión romana se basaba en prácticas como sacrificios y rituales tendientes a establecer el vínculo entre dioses y hombres para que éstos consiguieran el favor de aquéllos.
Ver respuesta completa

¿Cuál era la religión de la antigua Roma?

La religión – Romanos Los Romanos eran politeístas, entre sus principales divinidades se encontraban: Júpiter, Juno, Minerva, Baco, Marte y Venus. Ellos tenían la creencia que su ciudad fue fundada por Rómulo. La loba era considerada un símbolo de respeto en la ciudad ya que se creía que Rómulo y su hermano Remo habían sido amamantados por ella, luego que su madre los había arrojado al río Tíber. Regreso al inicio
Ver respuesta completa

¿Qué es religión romana y sus características?

1.1 – Características de la religión romana Entre las características de la religión romana podemos destacar las siguientes:

Era una religión politeísta, pues los romanos adoraban a numerosos dioses. Cada uno de ellos poseía el dominio sobre un ámbito de la existencia humana (Júpiter dios del cielo y la tierra, Minerva diosa de la guerra y la inteligencia, Neptuno dios del mar y las tormentas.). Tenían una organización jerárquica: por encima de todos se encontraba Júpiter, dios del cielo, de la tierra y de los hombres. Debajo había una serie de dioses principales que conformaban el panteón romano; y, por debajo de éstos, existían otros menores, como las Musas o las Ninfas.

Los dioses eran antropomórficos porque eran semejantes a los hombres, no sólo en su apariencia física sino también en sus sentimientos, positivos o negativos; los dioses aman, se irritan, tienen celos o deseos de venganza. La gran diferencia con los hombres es que los dioses son inmortales. De ahí que a veces se les nombre como los inmortales,

La religión romana no era revelada, por lo tanto, no poseía un libro sagrado como el cristianismo (la Biblia), el islam (el Corán) o el judaísmo (la Toráh o Tora) donde se recogían los preceptos y dogmas a seguir. La mayoría de los relatos de la Mitología romana nos han sido transmitidos por los poetas en sus obras. Por tanto, éstos pueden ser modificados y retocados como cualquier composición literaria. La religión romana no presenta normas fijas que el creyente tenga que seguir. En el mundo romano la religión poseía una estrecha relación con el Estado, que controlaba los cultos públicos. Los sacerdotes eran elegidos como cualquier otro magistrado para el desempeño de su cargo. El cargo de sacerdote era temporal y no necesitaba preparación previa.

La religión romana se caracterizó también por su capacidad de sincretismo y asimilación. Las ideas religiosas del pueblo romano no fueron siempre las mismas sino que recibieron numerosas influencias de los pueblos con los que entró en contacto y supo asimilarlas e integrarlas en sus creencias.

AV – Pregunta de Selección Múltiple Marca aquellas características que se corresponden con la religión romana

Es monoteísta. Adoran a un solo dios
Es una religión cerrada que no aceptó la influencia de ninguna otra religión
Los dioses aparecen descritos con forma y sentimientos humanos
Como la religión cristiana, la romana también obliga a sus fieles a creer en una serie de dogmas y sacramentos.
Los sacerdotes son un grupo especial de personas que se preparan para su ministerio y que lo desempeñan toda su vida
Es una religión que supo adoptar nuevas creencias e integrarlas.

Ver respuesta completa

¿Cómo llegó la religión a Roma?

El 27 febrero del año 380, el cristianismo se convirtió en la religión exclusiva del Imperio Romano por un decreto del emperador Teodosio, lo que tuvo trascendentales consecuencias. El decreto unió las raíces judeo-cristianas del continente europeo con la cultura greco-romana.

Hasta el Concilio de Nicea, en el año 325, las iglesias cristianas eran incendiadas, quienes profesaran la religión cristiana eran perseguidos y su patrimonio era confiscado. Particularmente bajo el emperador Diocleciano (245-316) se intensificó la persecución cristiana. Diocleciano quería revivir los viejos cultos paganos y que éstos se convirtieran en la religión del imperio.

Pero su política anticristiana fracasó y fue eliminada por su sucesor, el emperador Constantino (285-337). El aparato militar y el administrativo funcionaban bien en el Imperio Romano. Una zona de libre comercio había impulsado el bienestar económico. Los habitantes de Roma gozaban de derechos civiles, lo que promovía una creciente cohesión entre la población, sin embargo, no había libertad religiosa. Mezquita de Bayazit, en Estanbul, Turquía. Concilio de Nicea El 19 de junio de 325, Constantino intervino en un conflicto eclesiástico. Para dirimir entre las partes invitó a los obispos cristianos a un Concilio en Nicea, cerca de Estambul. No era la imposición del cristianismo como religión del Estado el objetivo del encuentro, en el que participaron más de 300 representantes eclesiásticos, sino sobre todo alcanzar una paz religiosa que estabilizara el Imperio.

  • Tras largos debates, el emperador Constantino decidió llegar a un arreglo según el cual Jesús y Dios representaban una misma entidad.
  • Con la firma de esta definición por parte de los eclesiásticos presentes fueron suspendidas las persecuciones contra cristianos.
  • Para los practicantes de la religión cristiana la situación mejoró.

El 27 de febrero de 380, el emperador romano de Oriente Teodosio (347-395) firmó, en presencia del emperador romano de Occidente Valentiniano (371-392) y su co-gobernante medio hermano Graciano (359-383) un decreto con el que declaró al cristianismo religión del Estado y estipuló un castigo a quienes practicaran cultos paganos. Imagen del Santo Nicolaus de Anatolia, Turquía. “Todos los pueblos, sobre los que lideramos un suave y mesurado regimiento, deberán adoptar la religión que el divino apóstol Pedro hizo llegar a los romanos, que profesa el pontífice de Damasco así como el Obispo Pedro de Alejandría () Eso significa, que según la sabiduría apostólica y la doctrina evangélica creemos en la igualdad majestuosa y santa trinidad de la divinidad integrada por Dios Padre, Dios Hijo y Espíritu Santo. El santo Ambrosius y el emperador Theodosius, pintura de Rubens. Simbiosis entre la Antigüedad y el Cristianismo Con el mismo fanatismo con el que antes fueron perseguidos los cristianos y judíos, ahora se hostigó a quienes practicaran otra fe. La realización de cultos paganos fue considerada alta traición y los templos y lugares sagrados fueron destruidos, como el Oráculo de Delfos, el recinto sagrado al que acudían los griegos para consultar a los dioses.

No obstante, aquel 27 de febrero de 380 se convirtió en un hito de la historia europea porque unió las raíces judeo-cristianas con la antigüedad greco-romana, una simbiosis que trasciende hasta la actualidad. La prehistoria greco-romana del continente y la religión judeo-cristiana marcaron decisivamente Europa, para bien y para mal, pues en los siglos siguientes los cristianos no sólo ayudaron a los pobres en nombre de la cruz, sino que también asesinaron en nombre de Dios a críticos y disidentes.

You might be interested:  Cuál Fue La Religión De Los Toltecas?

Editor: Pablo Kummetz Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

    Cómo Era La Religión De Roma
    Ver respuesta completa

    ¿Qué hacian los dioses romanos?

    Los principales dioses

    Nombre romano Nombre griego Función, características
    Marte Ares Dios de la guerra destructiva y de la lucha.
    Venus Afrodita Diosa del amor y la belleza.
    Febo Apolo Dios de la luz, poesía, música, profecía y de la medicina.
    Diana Artemisa Diosa de la caza, de la virginidad, de la luna y la paz.

    Ver respuesta completa

    ¿Quién creó la religión romana?

    La historia de Roma comienza cuando Rómulo, descendiente del legendario Eneas, fundó la urbe a orillas del río Tíber después de matar a su hermano Remo.
    Ver respuesta completa

    ¿Quién creó la Iglesia en Roma?

    Hace 1.684 años moría el emperador pagano que fundó la Iglesia católica Cómo Era La Religión De Roma Estatua del Emperador Constantino

    • ¿Fundó Jesús, quien nunca estuvo en Roma, la Iglesia Católica Apostólica Romana?
    • La fidedigna historia cuenta que en realidad el fundador del catolicismo fue el emperador romano Constantino I, quien por eso es “San Constantino” para las iglesias ortodoxas orientales y también para la iglesia católica bizantina griega.
    • La Iglesia siempre mantuvo en silencio las circunstancias de su creación, como si se avergonzara de que su fundador haya sido un emperador romano pagano.
    • Constantino, hijo de una mujer hoy conocida como Santa Elena, nació en el año 274 en Naissus, en la actual Serbia.
    • La creación de la referida religión fue una de las consecuencias directas del resultado de la batalla del puente Milvio, librada el 28 de octubre del año 312 entre los ejércitos de Constantino y Majencio, por el control de la totalidad del Imperio romano.
    • El triunfo correspondió a Constantino, devoto de Mitra, un dios que siglos antes los soldados romanos habían traído de Persia.
    • Su biógrafo personal, Eusebio de Cesárea, autor de los libros Vida de Constantino e Historia de la Iglesia, aseguró que “por revelación divina” él ya sabía que saldría victorioso en aquella batalla.
    • En el primero de esos libros, señaló que cuando Constantino marchaba a enfrentarse con Majencio en determinado momento miró hacia el cielo y vio sobre el sol una cruz rodeada por la leyenda “In hoc signo vinces” (“Con éste signo vencerás”).
    • Mitos aparte, la cuestión es que un año después encaró algo espectacular: crear una nueva religión.
    • En un antiguo escrito elaborado por los jesuitas, la propia Iglesia católica reconoce que su fundador fue Constantino:

    “Acaba de triunfar Constantino el Grande de su enemigo Majencio y el emperador devolvió la paz a la Iglesia, la cual pudo salir a la luz del día y dejar la oscuridad de las catacumbas a que se hallaba condenada por las crueldades de los impíos perseguidores de los cristianos.

    1. Queriendo el Señor dar paz a su Iglesia, convirtió milagrosamente al emperador Constantino, el cual quedó tan trocado en su corazón que en agradecimiento de tan gran merced no solamente dio licencia para que se edificasen templos por todos los dominios en los cuales Cristo fuese glorificado.
    2. El mismo Constantino en su imperial palacio lateranense mandó labrar un templo suntuoso en honor a nuestro Salvador”, dice en ese escrito.

    El objetivo del emperador de armar una nueva religión con él a la cabeza fue puramente político porque él siguió siendo devoto de Mitra, el “Dios Sol”, Por eso armó su Iglesia según el modelo del sacerdocio mitraísta, que hasta entonces era la religión oficial de Roma.

    1. El Edicto de Milán
    2. El proyecto de creación de la nueva religión empezó a armarse en el año 313, a través del Edicto de Milán:
    3. En uno de sus párrafos de ese documento, Constantino expresaba: “Hemos decidido anular completamente disposiciones respecto al nombre de los cristianos, que nos parecían hostiles y poco propias de nuestra clemencia, y permitir de ahora en adelante a todos los que quieran observar la religión cristiana hacerlo libremente sin que esto les suponga ninguna clase de inquietud, malestar y molestia”.

    Luego señalaba: ” Hemos otorgado a los cristianos plena y libre facultad de practicar su religión, y hemos decidido que les sean devueltos los locales en donde antes solían reunirse, ya sean propiedad de nuestro fisco o hayan sido comprados por particulares, y que los cristianos no tengan que pagar por ellos ningún dinero de ninguna clase de indemnización.

    • Fusionando creencias de los judíos, de los mitraístas y de los cristianos, Constantino y “los primeros padres de la Iglesia” fueron dando forma a la Iglesia Católica Apostólica Romana.
    • Adoptaron como símbolo de la nueva religión lo que hoy se conoce como cruz, presentada como una letra T, aunque no hay escritos que especifiquen que dicho instrumento de ejecución haya tenido esa forma o fue un simple madero.
    • Una leyenda católica indica que en el año 326 “Santa Elena” viajó a Jerusalén y allí Jesús le mostró la cruz en forma de T en la que los romanos lo habían clavado.

    Le fueron adjudicando a la flamante religión títulos tales como “esposa de Cristo” y “nuevo Israel de Dios”. También se lanzó la teoría de que “los antiguos privilegios de Israel” habían pasado a la Iglesia debido a que los judíos mataron a Jesús y, consecuentemente, el Viejo Testamento ya no tenía validez.

    Dijeron que, consecuentemente, era necesario un nuevo testamento que rigiera la relación entre Dios y éste supuesto nuevo pueblo suyo. Así que se pasaron los siguientes doce años elaborando un “libro de la Nueva Alianza”, que hoy es conocido como “Nuevo Testamento”. El concilio fundacional Entre los días 20 de mayo al 25 de junio del 325, en el palacio de verano de Constantino en Nicea (hoy Iznik, Turquía) se desarrolló el famoso Concilio de Nicea, convocado por ese emperador.

    Participaron del mismo casi 320 obispos que representaban a las diversas facciones en que estaba dividido el cristianismo. En ese cónclave, de trámite por momentos turbulento y hasta escandaloso por las distintas posiciones en pugna, se lanzó una fantasiosa declaración según la cual tras ser muerto y sepultado Jesús bajó a los infiernos, al tercer día resucitó y subió a los cielos, donde se encuentra sentado en un trono, a la derecha de Dios.

    1. Los cuatro evangelios y todos los dogmas en los cuales hasta hoy creen los católicos (luego copiados por los protestantes y sectas cristianas en general) fueron oficialmente establecidos en aquel renombrado concilio convocado por Constantino.
    2. Éste emperador se dio a sí mismo títulos como “Pontifex Máximus” (Máximo Pontífice), “Episkopos ton Ektos” (Obispo Para Asuntos Exteriores), “Vicarius Christi” (Representante de Cristo) y “Nostrum Númen” (Nuestra Divinidad).
    3. También mandó que su palacio fuese considerado “domus divina” (templo) y dispuso que a su muerte sea enterrado con honores de décimo tercer apóstol.

    Además, se referían a él como “obispo de todos, nombrado por todos”, “ejemplo de vida en el temor de Dios”, y “luz que ilumina el mundo”. El haber fundado una religión le dio más títulos y titulares que su propia jerarquía de emperador. En su carácter de máximo pontífice, estableció como día festivo obligatorio el “dies solis” dedicado al “Señor Resucitado”.

    Éste obligatorio día semanal de descanso se convirtió después en “dies dominicus”, es decir, nuestro actual día domingo. De la misma manera, pasó a consagrar el 25 de diciembre de cada año (fecha anual en que se celebraba el “natali” del Rey Sol Mitra) como fecha del nacimiento de Cristo. Asimismo, cambió la identidad de los responsables de la crucifixión de Jesús.

    Siempre se había sabido que fueron las autoridades romanas de Judea los autores. Pero ahora que la iglesia era “romana” no podían seguir diciendo que los romanos fueron los culpables. Así que pasaron a acusar a los judíos de haber sido los “matadores de Dios”.

    • El pagano que murió como santo En el 330, Constantino trasladó la capital del imperio a Bizancio, que pasó a llamarse Constantinopla en su homenaje.
    • Se trata de la actual ciudad de Estambul, capital de Turquía.
    • Siete años después, el 22 de mayo del año 337, murió en la ciudad turca de Izmik.
    • Como quedó señalado, lo extraño de éste personaje fue que siendo fundador de una nueva religión hasta el final le siguió siendo fiel al dios Mitra.

    Recién se convirtió y se bautizó cuando presintió que sus días ya estaban próximos a terminar.

    • Respecto de ese tardío bautismo suyo, el filósofo francés Voltaire dijo: “Constantino encontró la fórmula para vivir como un criminal y morir como un santo”.
    • Muchos años después de estos acontecimientos, en el año 380, los emperadores Teodosio y Valentiniano II firmaron un edicto que ratificaba al cristianismo como religión oficial del Imperio romano.
    • SEGUIR LEYENDO:

    : Hace 1.684 años moría el emperador pagano que fundó la Iglesia católica
    Ver respuesta completa

    ¿Cuál es la lengua de los romanos?

    La lengua romana, el latín, fue el vehículo a través del cual se difundió la cultura romana. La lengua latina dio origen a numerosas lenguas europeas como el español, portugués, francés, italiano o rumano?
    Ver respuesta completa

    ¿Cómo llamaban los romanos al sol?

    Apolo: Dios del sol, la música y la danza – Apolo mantuvo su nombre griego y también se le conoce como Febo en la literatura romana. Apolo tenía muchos trabajos y responsabilidades, ya que era el dios del tiro con arco, la música, la danza, la curación y la enfermedad, así como el sol y la luz. Fue visto como uno de los dioses romanos más influyentes y era hijo de Júpiter/Zeus. Cómo Era La Religión De Roma
    Ver respuesta completa

    ¿Quién era el dios romano de la tierra?

    Tellus o Terra (‘ tierra ‘ en latín) era una diosa que personificaba la Tierra en la mitología romana.
    Ver respuesta completa

    ¿Cómo era la religión en la Edad Antigua de Grecia y Roma?

    A. DIOSES, MITOS Y VIDA RELIGIOSA DE LOS GRIEGOS – 1. Características generales de la religiosidad griega En la antigua Grecia la religión fue un agente integrador de la polis. Los ciudadanos mostraban su compromiso con la ciudad al participar en las ceremonias colectivas de carácter cívico.

    Por otra parte, las creencias comunes y los santuarios panhelénicos funcionaron como elementos de identidad para el conjunto de los griegos. Hablamos de una religión politeísta. El panteón olímpico se componía de dioses con poderes específicos y relacionados entre sí. Estos dioses protagonizaban mitos que permitían explicar el mundo.

    No eran divinidades todopoderosas: cada una tenía competencias específicas reconocidas por sus fieles. Esta especialización en poderes divinos facilitó en Grecia la asimilación de nuevos dioses procedentes de otros pueblos y culturas. La religiosidad no se basaba en un sentimiento de fe, ni en la exclusión de unos dioses para asumir otros. Cómo Era La Religión De Roma Figura 1: Atenea pensativa. Relieve sobre una estela (ca.460-450 a.C.). Museo de la Acrópolis de Atenas.2. Dioses olímpicos El panteón griego estaba dominado por los doce dioses olímpicos, presididos por Zeus. La docena estaba formada por diez dioses fijos (Zeus, Hera, Poseidón, Ares, Hermes, Hefesto, Afrodita, Atenea, Apolo y Artemisa) y dos variables, elegidos entre Hades, Dionisos, Deméter y Hestia.

    Zeus: divinidad celeste, hijo de Cronos y de Rea, nacido en Creta. Hermano de Poseidón y de Hades. Esposo de Hera. Domina a todos los demás dioses y es padre de algunos de ellos. Controla los fenómenos atmosféricos (lluvia, trueno y rayo). Lugares sagrados: Olimpia. Atributos: rayo, cetro y águila. Equivalente romano: Júpiter. Hera: diosa de las mujeres y del matrimonio. Se dedicó a vengar las infidelidades de Zeus. Lugares sagrados: Samos. Atributos: corona, cetro, granada. Equivalente romano: Juno. Poseidón: dios de las aguas. Despierta tempestades y tormentas. Lugares sagrados: Cabo Sunión (Ática), Paestum (Magna Grecia). Atributos: tridente y carro tirado por caballos. Equivalente romano: Neptuno. Ares: dios de la guerra, cruel y violento. Lugares sagrados: Tracia, Tebas, Atenas. Atributos: casco, escudo, armas, carro, antorcha ardiendo. Equivalente romano: Marte. Hermes: dios viajero, mensajero de los dioses. Está relacionado con las fronteras, los caminos, los viajeros y, por extensión, los pastores y comerciantes. Atributos: sombrero de ala ancha, gorro alado, sandalias con alas, caduceo. Equivalente romano: Mercurio. Hefesto: dios del fuego, de los herreros, la forja y los metales. De aspecto feo y lisiado. Lugares sagrados: sobre todo en centros industriales, como Atenas. Atributos: yunque y otros útiles de la forja. Equivalente romano: Vulcano. Afrodita: diosa de origen oriental. Se relaciona con el amor físico, la belleza y la atracción sexual. Lugares sagrados: isla de Citera. Atributos: elementos marinos, conchas, perlas, delfines. Equivalente romano: Venus. Atenea: diosa de la guerra, de la sabiduría, las artes, la justicia y la civilización. Diosa virgen, guerrera pero no tan violenta como Ares. Lugares sagrados: Atenas y otras muchas ciudades del mundo griego. Atributos: yelmo, escudo, égida (piel de cabra) y huso. Equivalente romano: Minerva. Apolo: dios de la música, de las artes, del sol, de la poesía, de la adivinación, del equilibrio y la belleza masculina. Lugares sagrados: Delos, Delfos. Atributos: lira, arco y flechas, laurel y serpiente Pitón. Equivalente romano: Apolo. Artemisa: diosa de origen oriental. Se relaciona con la caza, los bosques y las fieras. Protege a las jóvenes. Lugares sagrados: Delos, Esparta, Éfeso (Diana Efesia). Atributos: perro, cierva, arco y flechas, vestido corto (chitón), luna. Equivalente romano: Diana. Hades: dios de los muertos. Reina en el mundo subterráneo. Apenas se le representa ni se le dedican santuarios (sólo en Elis). Símbolos: el can Cerbero, perro de tres cabezas que vigila la entrada al mundo de los muertos, y el casco que se ponía para salir al exterior. Dionisos: dios del vino, de la embriaguez y el éxtasis. Se desconoce su origen, pero con seguridad no es griego. Patrono del teatro y la agricultura. Se le rendía culto mistérico. Muy venerado por las mujeres: ménades. Lugares sagrados: en toda Grecia, así como en Frigia y Tracia. Símbolos: corona de hiedra y vid, tirso (vara con hojas de hiedra y vid). Equivalente romano: Baco Deméter: diosa de la agricultura, la fecundidad y el amor maternal. Madre de Perséfone. Objeto de culto mistérico. Lugares sagrados: Eleusis. Símbolos: trono, diadema, espigas, antorcha y cetro. Equivalente romano: Ceres Hestia: vigila el fuego del hogar, la casa y la familia y, por extensión, del Estado. Diosa virgen poco aludida en la mitología y poco representada en el arte antiguo (es una divinidad bastante abstracta en el conjunto del panteón griego). Lugares sagrados: abundantes en el mundo griego. Símbolos: fuego, velo y asno. Equivalente romano: Vesta

    3. Comunicación entre los fieles y sus dioses Los dioses podían manifestarse a los humanos de forma sutil, por medio de sueños, presagios, oráculos, palabras casuales y vuelo de los pájaros. Para entender bien sus mensajes se requería la ayuda de adivinos, sacerdotes e intérpretes de sueños. Cómo Era La Religión De Roma Figura 2: Escena de libación. Lekythos de Eretria, ca.460–450 a.C.4. Prácticas de culto a) Ofrendas y sacrificios A los dioses se ofrecía panes, frutos, flores y perfumes, o bien sacrificios cruentos. Éstos últimos podían ser holocaustos, en cuyo caso todo el animal era quemado en el altar y ofrecido a los dioses.

    Con frecuencia, sólo se ofrecían y quemaban las vísceras, grasa y huesos. El humo que ascendía al cielo servía de ofrenda y alimento a los dioses. El resto de la carne era consumida en un banquete ritual, en el que sólo participaban los ciudadanos. Ley sagrada de Mileto. Siglo V a.C. Lo que deben recibir todos aquellos que compren los sacerdocios: de todo aquello que la ciudad sacrifique, toda la piel, las entrañas, un riñón, un escolio, una porción sagrada y todas las lenguas ¿del grupo?, o las piernas, un trozo de carne, el estómago y el intestino; de la vaca que se sacrifique, dos piernas, las tripas, la sangre las partes principales; de los sacrificios privados todo lo obtendrán salvo las pieles, de.

    SIG, 1002 b) Plegarias A través de esta práctica los fieles intentaban contactar con los dioses, con frecuencia para pedirles algún favor. Las oraciones eran muy precisas y exigían la correcta expresión de los nombres y epítetos de los dioses o diosas invocados.

    Los fieles pronunciaban sus plegarias de pie y en voz alta. Las ocasiones para orar eran múltiples: desde cotidianas, como las comidas o el trabajo en el campo, hasta situaciones solemnes como el inicio de una batalla. Generalmente las plegarias se acompañaban de libaciones. c) Libaciones Consistían en verter un líquido sobre un ara o sobre el suelo, indicando a quién iba dirigido y por qué se ofrecía.

    Se usaban vino, leche y miel. Se vertía un poco del líquido contenido en una jarra (oinochoe) en una pátera (phiale) y, a continuación, éste se derramaba sobre un ara o en el suelo. El líquido podía ser consagrado por completo o sólo una parte (el resto se bebía). Cómo Era La Religión De Roma Figura 3: Libación sobre un ara. Ca.480 a.C. Museo del Louvre. d) Purificaciones Los fieles que pretendían comunicarse con los dioses a través de ritos religiosos debían encontrarse en un estado de pureza, tanto física como espiritual. La purificación podía conseguirse a través de distintos medios.

    1. A la entrada de los santuarios se realizaban abluciones.
    2. Después de un nacimiento o de una defunción dentro de una casa era preciso purificar ésta mediante el sacrificio de un lechón.
    3. Cuando los hechos eran más graves, como un asesinato, o cuando afectaban a toda la comunidad, los ritos de purificación eran más complejos.5.

    Organización del culto: santuarios y fiestas La religión griega se desarrollaba tanto en el marco privado (casa) como público (ciudad). No había una separación clara entre vida civil y vida religiosa. Los lugares de culto eran múltiples y diversos: desde pequeños altares dentro de las casas a grandes santuarios panhelénicos.

    1. Para que un lugar fuera considerado sagrado (hieron) bastaba con delimitarlo físicamente, separándolo del ámbito profano.
    2. Un bosque, una fuente o una cueva podían considerarse lugares sagrados, si la presencia divina era percibida en ellos.
    3. La mayoría de los santuarios griegos carecían de construcciones importantes.

    El elemento básico era el altar para realizar los sacrificios y ofrendas. Sólo en el caso de grandes santuarios, que atraían a muchos fieles, se levantaron varios tipos de construcciones: a) templos; b) edificios para guardar las ofrendas (tesoros); c) fuentes para las abluciones; d) pórticos para albergar a los fieles; e) teatros, estadios y gimnasios para las competiciones deportivas asociadas a las fiestas religiosas.

    1. Los templos por lo común no eran los centros donde se desarrollaban los ritos, sino recintos donde se guardaban las estatuas de los dioses y los objetos a ellos consagrados.
    2. La religión griega no poseía una iglesia ni un clero organizado que se ocupara de las ceremonias.
    3. Algunos magistrados civiles asumían competencias religiosas.

    En Atenas el arconte rey, el arconte epónimo y el polemarco organizaban los sacrificios públicos y las fiestas. Además, cada año se elegía a epimeletas para que se encargaran de los asuntos sagrados. Por otra parte, los santuarios tenían sacerdotes o sacerdotisas que se ocupaban de su cuidado y gestión.

    Éstos se quedaban con una parte de los sacrificios y vendían la piel de las víctimas El Estado organizaba diversas celebraciones religiosas, con frecuencia vinculadas al ciclo agrario. Más o menos un tercio de los días del calendario griego eran festivos. Las celebraciones públicas podían hacerse en el marco de la polis o bien en santuarios panhelénicos.

    Los ritos consistían en sacrificios, procesiones, banquetes públicos, danzas, competiciones deportivas y certámenes musicales. a) Santuario de Zeus en Olimpia Se localizaba en la región de Élide, al noroeste del Peloponeso. Su fama se basó en los juegos atléticos que cada cuatro años se celebraban en el mismo coincidiendo con una fiesta religiosa.

    Los primeros juegos tuvieron lugar en el 776 a.C. Durante la celebración se declaraba una tregua sagrada que anunciaban los heraldos por las ciudades. Las ciudades competían entre sí por conseguir triunfos. Las pruebas consistían en carreras de carros, carreras a pie, salto de longitud, lanzamiento de jabalina, lanzamiento de disco y pancracio.

    b) Santuario de Apolo en Delfos Situado en la región de Argólida, en la Grecia central. Su fama residía en el oráculo, atendido por una sacerdotisa denominada Pitia. Sentada sobre un trípode la Pitia aspiraba el gas que emanaba de una grieta del suelo y masticaba laurel. Cómo Era La Religión De Roma Figura 5: Oráculo de Delfos Cómo Era La Religión De Roma Figura 6: Santuario de Delfos. c) Santuario de Asclepio en Epidauro Centro de culto dedicado al dios de la medicina. A este santuario acudían peregrinos enfermos en busca de curación. La sanación se producía a través del sueño. Los sacerdotes interpretaban el significado de lo que soñaban los fieles y les recetaban remedios.

    1. El santuario era un centro milagroso, pero también un hospital.
    2. Asimismo, fue un centro en el que se formaron muchos médicos.6.
    3. Héroes y mitos Los héroes eran seres intermedios entre los dioses y los humanos: se les consideraba mortales pero dotados de poderes extraordinarios.
    4. Junto con los dioses aparecen como protagonistas de algunos mitos.

    Los héroes suelen presentar características comunes: nacen en circunstancias extrañas (a veces fruto de la unión entre un mortal y un dios), luego realizan hazañas de diverso tipo y finalmente mueren de forma violenta. Tras su muerte adquieren gloria y se convierten en genios tutelares de ciudades, pueblos, dinastías o linajes ilustres.

    • Sus centros de culto con frecuencia eran las tumbas donde se les suponía enterrados (heroa).
    • Este tipo de centros dedicados a héroes locales contribuyó a legitimar el territorio de las póleis y propició la cohesión de las comunidades cívicas correspondientes.
    • Los mitos griegos permitían explicar la naturaleza y la sociedad humana.

    Eran historias ficticias y fantásticas, aunque en ocasiones podían contener pequeñas porciones de realidad histórica. Sus medios de difusión fundamentales fueron las artes figurativas y la literatura. Nuestro conocimiento detallado sobre los distintos mitos griegos proviene de un gran número de fuentes clásicas, comenzando por los poemas homéricos y las obras de Hesíodo.
    Ver respuesta completa