“Cristiano: Un estilo de vida” . Gerald Nyenhuis

marzo 15, 2020 § Deja un comentario

Se dice con frecuencia que el cristianismo no es una doctrina, ni un conjunto de doctrinas, no es una teología, ni una red de creencias relacionadas, sino el cristianismo, dicen, es un camino de vida, una manera de vivir. Quizá sería mejor decir un estilo de vida.

Esto suena muy bien, y casi todos estamos de acuerdo. Por lo menos al principio. Sin embargo, tan pronto que hagamos el intento de describir esta vida, o esta manera de vivir, o este estilo de vida, nos encontramos con dificultades. Si yo te dijera: estoy de acuerdo contigo, pero explícame ahora ¿cómo es este estilo de vida? ¿Cuántas palabras emplearías para explicármelo? ¿Cuáles serían?

¿Cómo describirías la buena vida? Al hablar de la buena vida, lo explicarías igual que al hablar de la “buena” vida, o de la buena vida ¿Pudieras hablar de una buena (¿?) vida? Si usaras estos términos ¿serían igual que la ¡buena! vida? Y ¿la buena vida sería igual que la vida buena? A lo mejor, hablarías de la “verdadera” buena vida, o la “llamada” buena vida, o quizá de la supuesta vida buena.

Podemos responder diciendo que es cierto que el cristianismo es una vida y un estilo de vida, pero es necesario empezar con Cristo. El cristianismo es vida en Cristo. Pero, esto es imposible de entender, o aun pensarlo, sin tener una doctrina de Cristo. No podemos saber quién es Cristo sin saber del Dios Trino. Cualquier concepto de Cristo que no tome en cuenta el hecho de que Cristo es la segunda persona de la Trinidad, encarnado, para realizar el plan trinitario para nuestra salvación, es decir, para vivir en Cristo, sería un concepto equivocado.

Entonces, podemos decir que el Cristianismo es una vida, pero que esta vida puede darse solamente en base a algunas fuertes doctrinas. El cristianismo como una vida es posible solamente si las doctrinas de Cristo y de la Trinidad sean la verdad.

La vida cristiana es una comunión con Dios. Tiene que ser comunión con el Dios Creador, porque no hay otro. Si no hay otro, este Dios Creador tiene que ser mi creador, y comunión con Él ha de ser en todo lo que está implícito en ello. Sin embargo, todo esto es doctrina.

Para que tenga comunión con Él, he de saber algo sobre Él. Ya que no puedo vivir en comunión con Dios sin saber Quién es y cómo es. Tampoco no puedo tener comunión con Él sin darme cuenta de ello, pues eso no serían comunión.

Tener comunión, con Él o con cualquiera, ha de ser una experiencia consciente. Si Él es mi creador, ha de saber quién soy yo y me puede decir como soy, pues sin que Él me diga, yo no sé cómo soy. Es decir, he de tener una doctrina de mí mismo, para saber quién soy.

Cada vez, este asunto se hace más complicado, y más doctrinal. Es mejor decir; sí el cristianismo es un estilo de vida, basada en un complejo de doctrinas, todas reveladas en la Biblia, la Palabra del Dios, con quien tenemos comunión en Cristo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo “Cristiano: Un estilo de vida” . Gerald Nyenhuis en Berith.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: