LA PROFECÍA DE ZACARÍAS  

diciembre 16, 2018 § Deja un comentario

Hubo en los días de Herodes, un sacerdote anciano que se llamaba Zacarías. Un día, cuando ofrecía el incienso en el  santuario del Señor, tuvo una visión. Un ángel le anunció que tendría un hijo para el cual Dios tenía reservada una misión muy especial, pues “iría delante de él con el espíritu y poder de Elías para hacer volver los corazones de los padres a los hijos y de los rebeldes a la prudencia de los justos, para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto.”

Ese niño se llamó Juan, Juan el Bautista. Al octavo día de su nacimiento  fue llevado al templo para el rito de la circuncisión, y fue entonces cuando Zacarías su padre, lleno del Espíritu, profetizó  así:

“Bendito el Señor Dios de Israel, 
que ha visitado y redimido a su pueblo, y nos levantó un poderoso Salvador 
en la casa de David su siervo, 
como habló por boca de sus santos profetas que fueron desde el principio. Salvación de nuestros enemigos, y de la mano de todos los que nos aborrecieron; para hacer misericordia con nuestros padres y acordarse de su santo pacto; 
del juramento que hizo a Abraham nuestro padre, 
que nos había de conceder 
que, librados de nuestros enemigos, 
sin temor le serviríamos   en santidad y en justicia delante de él, todos nuestros días.”

En tan breves palabras, Zacarías expone la esencia  de la Salvación, diciendo en primer lugar que es Dios quien obra la Salvación pues Él visita y redime a su pueblo. Después, señala el medio por el cual logra este propósito: Él mismo nos levanta un PODEROSO Salvador.

A continuación hay dos referencias al Pacto de gracia en cumplimiento de las profecías antiguas. La primera es que el Salvador vendría de la casa  de David. Recordemos que el reino de David es figura del Reino Eterno del Hijo de David, Jesús el Cristo.

La segunda mención es sumamente importante pues se refiere al santo pacto, al juramento que Dios hizo con Abraham, nuestro padre. Abraham es padre de los creyentes, de todos los redimidos, de los que compartimos su misma fe en la promesa de Dios de traer Salvación a todas las naciones de la tierra, a través del Mesías.

Finalmente, Zacarías describe  la Salvación  de dos maneras:  Primera, en Él estamos a salvo de nuestros enemigos, nada puede apartarnos de Su mano pues somos guardados por  un poderoso Salvador; segunda, vivimos sin temor para servirle, habiendo sido justificados y santificados por Su gracia. Afirma además que esta bendición es eterna, pues estaremos delante de Él todos nuestros días.

¡Bendito el Señor Dios de Israel!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo LA PROFECÍA DE ZACARÍAS   en Berith.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: