“La cosecha es abundante y los obreros son pocos. Rueguen al Señor de la cosecha que envíe obreros a cosechar”   Mateo 8:37

noviembre 12, 2018 § Deja un comentario

El tiempo de la cosecha es sin duda una de las experiencias más alegres para los campesinos. La alegría es inmensa pero no está exenta de fatiga por el gran esfuerzo que se necesita para llenar las gavillas y alfolíes; sin embargo el gozo de la cosecha supera con mucho la fuerte labor que demanda.

Así la fiesta de las cosechas, el Pentecostés, se celebra con alabanza a Dios y gran regocijo de todas las familias. Dios manifiesta todavía hoy en nuestros días su misericordia y providencia constante, al dar año con año alimentos a los hombres. “La tierra da su fruto, nos bendice Dios.”

Para llegar a ese día feliz es necesario trabajar arduamente en el arado de la tierra, en la siembra, dejar que el tiempo pase para que las semillas se conviertan en plantas y éstas crezcan y den su fruto. Hay muchos riesgos de plagas, de exceso o falta de lluvias, de frío o excesivo calor, de ladrones, pero ¡finalmente llega el día!

El Señor Jesús conocía perfectamente esta circunstancia y hace ver a los discípulos que los campos ya están blancos para la siega, que este es el tiempo propicio para cosechar (Luc. 4:35), aún cuando faltaban cuatro meses para la siega de los campos. Obviamente hablaba de otra cosecha, la de las almas que Dios tiene preparadas para recibir su palabra.

El reino está entre nosotros. Cristo así lo declaró. Vivimos el tiempo de la siega para cosechar los frutos de la obra de Salvación que Cristo trajo a los hombres.

Mateo nos narra el episodio en que Cristo, al ver a las multitudes desamparadas y dispersas como ovejas que no tiene pastor, tuvo gran compasión de ellas.  Es entonces cuando manda a sus discípulos que rueguen al Señor de la mies que envíe obreros a su mies porque la cosecha es mucha y los obreros pocos.

Acto seguido, dio autoridad  a sus doce discípulos y los envió a dar de gracia lo que ellos de gracia habían recibido.

Hoy la cosecha es muy abundante, la necesidad de obreros es la misma, el mandato de compartir su gracia es idéntico para nosotros hoy. Todavía hay millones de personas que necesitan conocer el amor de Dios y la Salvación en Cristo Jesús. Hay muchos vecinos, amigos y familiares alrededor de nosotros.

La Jornada de Misiones Berith 2018 que celebraremos en este mes es para todos nosotros un llamado para unirnos a este esfuerzo evangelizador. Descubriremos oportunidades y opciones  para participar con alegría en la Cosecha. Aquí está tu lugar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo “La cosecha es abundante y los obreros son pocos. Rueguen al Señor de la cosecha que envíe obreros a cosechar”   Mateo 8:37 en Berith.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: