NUESTRO RECTO Y JUSTO DIOS

junio 17, 2018 § Deja un comentario

Sin importar la cultura, país o circunstancia donde vivamos todos tenemos conocimiento de qué es lo justo, lo correcto. Es un aspecto de la imagen de Dios en nosotros; sin embargo, el pecado también ha viciado y pervertido esta conciencia y  no reflejamos con fidelidad el carácter justo de Dios.

En contraste, Dios sigue siendo justo y recto en todo su ser. Conocerle así es fundamental para nosotros, pues en el grado en que comprendamos que Dios es justo y que no se equivoca, podremos confiar más y más en Él; en esa medida nuestra fe y nuestra vida podrán descansar en Dios.

Muchas personas que no conocen al Señor no lo ven así y le cuestionan  y  acusan de injusticia ante  las desgracias y problemas de la vida, pues piensan que los hombres somos buenos y merecedores de toda bendición. Olvidan que la Biblia nos describe como rebeldes pecadores injustos y que la paga del pecado es muerte. Necesitamos atender a la Biblia para conocer nuestra realidad y la perfecta justicia de Dios.

La Revelación da amplio testimonio de la justicia de Dios: “Jehová es justo y ama la justicia; el hombre recto mirará su rostro.” (Salmo 11:4). Su carácter justo  se manifiesta en su ley: “La ley de Jehová es perfecta, sus mandamientos rectos, su precepto es puro, los juicios de Jehová son verdad.” (Sal 19:7-10). Todas las obras de Jehová, en la Creación y en todo lo que hace, son espléndidas y majestuosas (Sal 111:2,3). “Justo eres tú, oh Jehová, y rectos tus juicios. Tus testimonios, que has recomendado, son rectos y muy fieles.” (Sal 119:137,138)

Hay cuando menos tres cosas que debemos tener presentes al considerar la justicia y rectitud de nuestro Dios: La primera es que Dios es intrínsecamente justo, es parte de su naturaleza,  nunca se equivoca y por lo tanto podemos confiar plenamente en Él. Nosotros tratamos e intentamos hacer lo correcto con la mejor intención, pero ¡cuántas veces erramos! Pero Dios nunca falla en sus juicios ni en sus obras.

En segundo lugar, y aunque en ocasiones nos cueste trabajo entenderlo o aceptarlo, Su palabra y sus caminos son perfectamente confiables. Podemos sin duda alguna entregarnos a ellos, aunque no siempre los  comprendamos.  En caso de prueba, no dudes en confiar en Su justicia y sabiduría. Dios tiene razones y bendiciones que en ciertos momentos  no podemos ver.

En tercer término, recuerda que Dios mismo ha abierto para nosotros las puertas de su justicia: “Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por lo injustos, para llevarnos a Dios.” (I Pd 3:18)

Confía en Dios y en sus promesas pues Él es justo y ama la justicia, y encontrarás salvación en Cristo y confianza para vivir cada día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo NUESTRO RECTO Y JUSTO DIOS en Berith.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: