“Sus hijos se levantan y la llaman bienaventurada, y su marido también la alaba: “¡Muchas mujeres hicieron el bien, pero tú las sobrepasas a todas!” Proverbios 33:29

mayo 6, 2018 § Deja un comentario

El libro de Proverbios es un libro sapiencial junto con el Eclesiastés, Job y  el Cantar de los Cantares. Estos son libros en los cuales abunda la sabiduría. Su belleza y excelencia literaria vienen a enaltecer la revelación, pues son libros inspirados por Dios.

Proverbios aborda una variedad  de tópicos que se presentan como “cápsulas de sabiduría”, pero no necesariamente de manera temática. Estamos ante un libro de sabiduría práctica basada en el pensamiento reflexivo, da pautas para vivir, es un libro para ponerse en práctica. Se trata de una antología versificada de dichos sabios de Salomón, los cuales fueron recopilados por iniciativa del rey Ezequías.

Este compendio tiene un claro propósito: “Es para adquirir sabiduría y doctrina, instrucción y prudencia, justicia, juicio y equidad. Sirve para dar sagacidad a los ingenuos y dar inteligencia y cordura a los jóvenes.” ¡Vale la pena conocer a fondo un libro así! No sólo porque lo escribió un sabio de la talla de Salomón, sino principalmente porque su autor es Dios.

El libro parte de una premisa que debemos saber y recordar siempre: “El principio de la sabiduría es el temor a Jehová”. Pero notemos que también termina en el mismo tenor: “La mujer que teme a Jehová, esa será alabada:” Podemos afirmar entonces que a lo largo de todo su texto, el temor a Jehová es el  principio para vivir con sabiduría y sensatez  cada día.

Esta antología concluye citando los escritos de otros dos sabios: Agur y el rey Lemuel. Este último rememora en el capítulo final la instrucción y  consejos que le dio su madre,  para terminar con el famoso poema de la mujer virtuosa (31:10 – 31).

Hoy hacemos nuestras las palabras del rey Lemuel para agradecer a nuestras madres y esposas todo su amor,  esfuerzo y  trabajo  para construir el carácter cristiano de cada uno de los hijos, y formar  una verdadera familia: “¡Muchas mujeres hicieron el bien, pero tú las sobrepasas a todas!”  

Nuestras madres fueron y siguen siendo la primera expresión del amor, la misericordia y el cuidado paternal que Dios tiene por sus hijos. Nos enseñaron Su temor reverente, la primera oración, el primer texto y la primera historia  de la Biblia . . la primera canción de alabanza. Nos enseñaron con su ejemplo a confiar en la bondad del Señor.

Los maridos también alabamos a nuestras esposas pues vemos en ellas la amorosa Providencia para construir hogares, donde también Dios mora con nosotros.

¡La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo “Sus hijos se levantan y la llaman bienaventurada, y su marido también la alaba: “¡Muchas mujeres hicieron el bien, pero tú las sobrepasas a todas!” Proverbios 33:29 en Berith.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: