AL QUE CREE TODO LE ES POSIBLE. Marcos 9:23

abril 14, 2018 § Deja un comentario

Cuando iniciamos nuestro peregrinaje en la vida cristiana entramos en una relación de fe con Dios. Creer a Dios está en la esencia de esta nueva vida; de hecho, se nos llama creyentes.

Creer, tener fe es la llave para abrir muchas puertas, pero el nuevo creyente se pregunta ¿cómo puedo tener fe? ¿cómo sé que tengo la fe verdadera? ¿en realidad la fe está en mí? ¿de qué depende? ¿cómo apropiarme de ella?  Escucho estas preguntas con alguna frecuencia por parte de quienes empiezan a conocer el evangelio, porque para muchos creer es algo muy abstracto, vago, ocasional, circunstancial y frágil.

La Biblia enfatiza una y otra vez la importancia de la fe si hemos de conocer a Dios:  Si crees en el Señor Jesucristo tienes la vida; serás salvo tú y tu casa; si crees en Él no morirás eternamente; si tuviéramos fe como un grano de mostaza moveríamos los montes, etcétera, pero además sentencia: Sin fe es imposible agradar a Dios.

Lucas narra esta historia: Durante la noche del día de la resurrección de Cristo, dos discípulos caminan de regreso a su pueblo, Emaús. Están tristes, confundidos y decepcionados porque los gobernantes y los sacerdotes condenaron y crucificaron a Jesús. Ellos abrigaban la esperanza de que Jesús sería el Redentor de Israel, pero ahora todo ha terminado. ¡Jesús está muerto!

Cuando otro caminante se les une, ellos comentan estas cosas y añaden, no sin reserva e incredulidad, que algunas de las mujeres de entre los discípulos dijeron que habían encontrado  el sepulcro vacío, que habían visto visión de ángeles, pero  a Jesús no lo vieron.

El caminante misterioso, que no era otro que Jesús resucitado, les reprocha su falta de fe – allí está de nuevo la fe – y les instruye en lo que la Biblia anunciaba desde Moisés: Que era necesario que el Cristo padeciera y resucitara. El resultado fue que “sus corazones ardían cuando les abría las Escrituras.” Al oír y entender la palabra creyeron, tuvieron fe en Cristo. La evidencia y resultado de esa fe fueron que en ese mismo momento desandaron el camino y regresaron a Jerusalén, para dar las nuevas a los discípulos.  Cuando llegaron al lugar donde estos se encontraban, Jesús apareció en medio de ellos, dio evidencias de ser él mismo y fortaleció su fe de la misma manera como lo había hecho con los del camino: Les recordó lo que decía la profecía. Lucas cita: “Les abrió el entendimiento para que comprendieran las Escrituras” y   CREYERON.

El método que usó Jesús para que los hombres creyeran en él y recibieran la vida eterna, es el mismo para nosotros: Escuchar la voz de Dios en la Biblia . “La fe viene por oír la palabra de Dios.”

Ahora ya sabes cómo tener y acrecentar tu fe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo AL QUE CREE TODO LE ES POSIBLE. Marcos 9:23 en Berith.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: