LOS OFICIOS EN LA IGLESIA LOCAL Gerald Nyenhuis *

febrero 11, 2018 § Deja un comentario

Según el modelo bíblico, la iglesia local tiene dos tipos de oficiales, ancianos y diáconos. No especifica cuántos deben ser ni es exhaustiva en la definición de sus funciones pero sin duda alguna, ellos son elementos importantes de la iglesia visible.

Los nombres de estos dos oficios tienen sus raíces en verbos que nos ayudan a entender sus funciones. La palabra diácono viene del verbo diakoneo que significa servir, atender, cuidar, proveer y ministrar o servir. El diakonos es la persona que rinde un servicio. También se traduce como “ministro”.

“Diácono” es entonces la persona que atiende a las necesidades de otras, funciona a favor de ellas pero no está necesariamente a las órdenes de ellas.

La segunda palabra que designa al otro oficio es presbuteros y proviene de un verbo que significa “representar, ser embajador,  ser representante.” Así, los ancianos son representantes del pueblo de Dios. Las connotaciones de la palabra “anciano” insinúan sabiduría, paciencia, experiencia, y comprensión, o sea, todos los atributos de un buen consejero.

Las mujeres de los oficiales comparten el oficio con ellos y Pablo instruye a Timoteo sobre son los requisitos que las esposas de los diáconos  deben cumplir: “honestas, no calumniadoras, sino sobrias, fieles en todo” (I Tim 3,11). En cuanto a las ancianas, menciona que “sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien, prudentes, castas, cuidadoras de su casa, sujetas a sus maridos” (Tito 2,3 a 5).

En resumen, los diáconos  en la iglesia local se relacionan con un servicio atento, y los ancianos, con la consejería, consolación y comprensión.

El Nuevo Testamento es parco en la descripción de las funciones de estos oficios. Aunque el pasaje de Hechos 6 no designa como diáconos a los hombres elegidos, tenemos todo el derecho de usar este pasaje como pauta para la construcción  del modelo de las tareas de los diáconos.

En cuanto a los ancianos hay más información: Tienen que cuidar la grey (Hechos 20:26-28); deben ser aptos para enseñar (I Tim 3:2) especialmente  con su ejemplo (1 Ped 5:1-3); deben atender a los enfermos  para orar con ellos (Sant 5:14). Su presencia es necesaria para que la iglesia local sea una verdadera iglesia.

También se les llama obispos o supervisores (episcopos), pues tienen a su cargo la supervisión de la iglesia local. Debemos agregar que los oficiales  – ancianos y diáconos – son elementos importantes de la iglesia visible, pues son la cara de la iglesia local.

 * Resumido y adaptado de su libro “La Iglesia Local” por Víctor M. Sandoval

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo LOS OFICIOS EN LA IGLESIA LOCAL Gerald Nyenhuis * en Berith.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: