¿QUÉ DICE LA HISTORIA?

diciembre 3, 2017 § Deja un comentario

Cuando celebramos la navidad, celebramos un evento histórico. El nacimiento de Jesús es algo que aconteció en este mundo en una época y en condiciones específicas. Lucas, por ejemplo,  fue un dedicado investigador de todos los hechos relacionados con este evento, y su evangelio es producto de encuentros y conversaciones con participantes y testigos de primera mano, reconstrucción de hechos y de viajes a lugares que pueden visitarse el día de hoy. Así lo explica en la introducción de su libro cuando se refiere a “las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas.”

 “El nacimiento de Jesús se da en  la convergencia de importantes sucesos históricos que incluyó decretos de emperadores, movimientos masivos de poblaciones, políticos internacionales, avances culturales, construcción de caminos y  carreteras  romanas y la difusión de  un idioma, junto con el progresivo cumplimiento de las promesas de Dios.“ (G. Nyenhuis).

En el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer. Los eventos relacionados con la navidad cubren un amplio territorio, desde Babilonia hasta Egipto, desde el lugar de donde partieron los magos hasta el país donde Dios guardó a su Hijo de las amenazas de Herodes. El círculo más íntimo de este acontecimiento es más reducido y fue proféticamente preestablecido muchos años antes; sin embargo el significado de la navidad es cósmico.

Es en el Monte Sión allí en Jerusalén donde estaba el templo, que Gabriel un ángel de Dios, anunció al sacerdote Zacarías el nacimiento de Juan el Bautista. Más tarde, en un poblado a unos cien kilómetros de Jerusalén, entre el mar de Galilea y el mar Mediterráneo llamado Nazareth, el mismo Gabriel anunció a María, una joven en vías de casamiento, que sería madre de Jesús, el Hijo del Altísimo  y heredero del trono de David su Padre.

Hay otra ciudad no identificada en Judá en donde María al visitar a Elizabeth, compuso un bello poema al estilo de los salmos, en el cual magnifica a Dios, exaltando su fidelidad a la promesa hecha a Abraham y a su descendencia para siempre.

Beth-Lehem es la ciudad de David, la cual aun siendo pequeña estaría entre los príncipes de Judá, pues allí nacería un Guiador que apacentaría a su pueblo Israel. Está a veinte kilómetros al sur de Jerusalén y es – escribió G. Nyenhuis – “ la única aldea de la que tenemos noticia de un concierto de un  coro  de ángeles.”

Fue a Jerusalén que llegaron los magos buscando al Rey de los judíos; desde el palacio de Herodes salió la orden de masacrar a los niños pequeños de Beth-Lehem. Jerusalén fue también el lugar donde dos ancianos, Simeón y Ana, reconocieron en el infante Jesús al Salvador del mundo, nacido para la gloria del pueblo de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo ¿QUÉ DICE LA HISTORIA? en Berith.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: