La Justificación, un Regalo de Dios “Habiendo sido justificados, tenemos paz con Dios.” Romanos 5:1

abril 2, 2017 § Deja un comentario

La maravillosa verdad que está en el mero corazón del evangelio de Cristo, es que Dios mismo ha provisto a la Humanidad la justicia que el hombre no puede alcanzar por sus propios esfuerzos. Ya que la Humanidad es pecadora – está perdida y arruinada – Dios en su gran amor ha hecho todo lo necesario para darnos el regalo de la perfecta rectitud, a fin de que podamos ser justificados y encontrar la paz con Dios.

Los pasos que Dios ha tomado para hacernos el regalo gratuito de la justificación son maravillosos y gloriosos. A fin de darnos la rectitud que los hombres y mujeres pecadores necesitamos para ser justificados, Dios el Padre envió a Su Hijo al mundo. La Biblia nos enseña que Jesús Cristo, el Hijo de Dios tomó nuestra naturaleza humana sobre sí mismo. Él vino para vivir y morir por nosotros. Su obra tuvo que ver con el perfecto cumplimiento de todos los mandamientos de Dios.

Afirmamos que su vida y su muerte fueron vicarias, esto es, que Él vivió y murió por nosotros. Su muerte vicaria en la cruz ha sido aceptada por Dios el Padre en pago por nuestra desobediencia. Así aprendemos de la Biblia que nuestros pecados fueron imputados a Cristo y que su obediencia fue imputada a nosotros. Él nos ha dado su justicia para que nosotros seamos justificados ante los ojos de Dios.

Por esta razón Cristo es el “Señor de Justicia”. Es “el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.” (Jn. 1:29) “Cristo nos lavó de nuestros pecados con su sangre.” (Rev. 1:5). Además la Biblia dice que “Él fue hecho pecado para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en Él.” (2 Cor. 5:21). En una palabra: Él abrió el camino para que los pecadores seamos justificados ante Dios.

Es por esta razón que nos referimos al mensaje de salvación de Cristo como “el evangelio”, como las buenas noticias. Nos anuncia que Dios ha puesto los medios por los cuales el pecado puede ser perdonado y los pecadores pueden entrar al cielo. La Salvación no es algo que se dé a quienes no la buscan con todo su corazón y ruegan a Dios por ella. Si tratamos con ligereza este evangelio, estaremos ofendiendo a Dios. Hay aun muchas personas que no saben lo que Cristo ha hecho y no se benefician de su redención. Por esto Cristo nos ordena hacer discípulos en todas las naciones. (Mat. 28:19)

Mientras más grande sea nuestro conocimiento del mensaje de Dios, mayor será nuestra condenación si no nos acogemos a su salvación. Jesús Cristo nos dice algo que bien pudiera estremecernos de miedo: El Día del Juicio será más tolerable para Sodoma y Gomorra, que para aquellos que habiéndolo visto y oído, rechazan el evangelio de la gracia. (Mat. 10:15)

Maurice Roberts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La Justificación, un Regalo de Dios “Habiendo sido justificados, tenemos paz con Dios.” Romanos 5:1 en Berith.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: