“Me buscaréis y me hallaréis porque me buscaréis de todo vuestro corazón” Jeremías 29:13

febrero 12, 2017 § Deja un comentario

Cuando Jerusalén cayó en poder de los ejércitos de Nabucodonosor tras dos años de sitio, el profeta Jeremías estaba encarcelado porque al rey Jeconías y a sus principales les disgustaba en grado sumo la reprensión de Dios, a través de Jeremías, que anunciaba la inminente caída de la cuidad, su destrucción y la cautividad por venir.

Por orden del conquistador, el capitán de su guardia Nabuzaradán dio libertad al profeta para que eligiera dónde habría de vivir y Jeremías decidió permanecer en Jerusalén. Es desde allí, que Jeremías escribe una carta a los cautivos que ya habían sido deportados a Babilonia. El capítulo 29 de esta profecía contiene esa carta, escrita en circunstancias tan dolorosas. Por favor léala, pues contiene ricas enseñanzas para todos nosotros. Comentemos algunas de ellas:

En primer lugar, la carta no es propiamente de Jeremías; él sólo es la voz del Eterno de los Ejércitos, el Dios de Israel. Sí, Dios controla toda la historia y utilizó a Babilonia para corregir a su pueblo y hacerle volver de la idolatría y de la fornicación en pos de falsos dioses, al camino de santidad del Santo Dios.

En seguida, Dios invita al pueblo a edificar casas, a plantar huertos, a multiplicarse, a procurar la paz de la ciudad y a orar por ella “porque en su paz tendréis vosotros paz.”. El cautiverio duraría 70 años. Sigue entonces la reiteración del amor de Dios por su pueblo y de la promesa de redención: “Os visitaré y despertaré entre vosotros mi buena palabra para haceros volver a este lugar.”

El Señor afirma tener pensamientos de paz para ellos para cumplir su deseo de volver a la tierra y anticipa una nueva relación con su pueblo cuando dice: “Seré hallado por vosotros, me buscaréis y me hallaréis porque me buscaréis de todo vuestro corazón.” Esta no era la situación ni la actitud del pueblo en ese momento, pero sí el propósito eterno del Dios Redentor, propósito que se cumplió contundentemente porque Dios es fiel. La carta contiene también dos serias advertencias y las dos tienen que ver con el discernimiento de la palabra de Dios. La primera: No escuchen a los falsos profetas que les engañan y confunden. Esto es algo que Dios reprueba y maldice en términos muy severos. La segunda es vital: “¡Escuchad, pues, palabra de Jehová, vosotros todos los deportados que envié de Jerusalén a Babilonia!”

Una importante lección de esta historia es que busquemos, estudiemos, aprendamos, valoremos,defendamos y vivamos la palabra de Jehová. Sólo así podremos buscar a Dios de todo corazón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo “Me buscaréis y me hallaréis porque me buscaréis de todo vuestro corazón” Jeremías 29:13 en Berith.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: