“Dice vuestro Dios.” Isaías 40:1

diciembre 12, 2016 § Deja un comentario

 

La semana pasada iniciamos una reflexión sobre el capítulo 40 de Isaías, el cual nos revela verdades importantes respecto al ministerio del Mesías, sobre la consolación de Israel

Ya sabemos que “consolar” significa tener buen ánimo, afianzar nuestro corazón; también entraña la idea de no tener temor. Está implícito que la situación del pueblo era de desesperanza, temor y angustia. Tal consolación es posible solamente porque procede de Dios. Hoy vamos a considerar el contenido del mensaje y cómo Dios se revela.

Veamos primero qué es lo que dice nuestro Dios a través de sus profetas, ya que el mandato de consolar al pueblo es dado precisamente a ellos, pero la voz es de Dios. Es un asunto vital atender a lo que dice nuestro Dios. Estas palabras están dirigidas al corazón de Jerusalén, de su iglesia. Es un mensaje de corazón a corazón.

Se proclama que el día de salvación ha llegado, que su tiempo es ya cumplido en el propósito de Dios. Su pecado ha sido perdonado y Dios ha extendido su gracia de manera amplia y generosa. Esto significa la frase “doble ha recibido por todos sus pecados.

Después aparece el llamado al arrepentimiento, a corregir nuestros caminos – indudablemente una referencia al ministerio del Bautista – todo ello para dar pié a la manifestación prometida de la gloria de Dios, la cual toda carne juntamente verá.

Estas buenas nuevas es algo que necesita ser proclamado fuertemente desde el monte más alto: “¡Ved aquí a vuestro Dios! ¡He aquí que el Señor vendrá con poder y su brazo señoreará!” Al final, la consolación se manifiesta en la amorosa figura del pastor que apacienta su rebaño y lleva en su seno a las recién paridas. Todo esto es una descripción maravillosa del designio de Dios, cumplido a partir del nacimiento de Jesús en Beth Lehem.

Enseguida el profeta nos revela el carácter del Dios nuestro a través de preguntas retóricas y afirmaciones: ¿Quién enseñó al Espíritu de Jehová? ¿Quién le enseñó el camino del juicio o le enseñó ciencia o prudencia? Él está sentado en el círculo de la tierra y convierte en nada a los poderosos ¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece ni se fatiga con cansancio y su entendimiento no hay quien lo alcance. Levantad en alto vuestros ojos y mirad quién creó todas las cosas. Él saca y cuenta a su ejército; tal es la grandeza de su fuerza y el poder de su dominio.

Dios nos recuerda su pacto: Él es nuestro Dios; no está ajeno a nosotros. “La palabra del Dios nuestro permanece para siempre.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo “Dice vuestro Dios.” Isaías 40:1 en Berith.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: