“Los que confían en Jehová son como el monte de Sion que no se mueve.” Salmo 125:1

junio 2, 2016 § Deja un comentario

Este cántico gradual nos enseña que aunque los justos viven entre los impíos y están expuestos a todos lo males de este mundo, Dios siempre les guarda y protege. Quienes confían en Jehová, dice el profeta, son como la ciudad de Jerusalén que está protegida por el invencible bastión que forman las montañas a su alrededor. Este monte de Sion no tiembla, es inconmovible y permanece para siempre porque es guardado por Dios.

Cuando se describe así a la iglesia, el propósito del salmista es estimularnos a creer a Dios, a confiar en su Palabra en cualquier circunstancia. La seguridad prometida es el bien común de todos los que han sido llamados a ser pueblo de Dios y le pertenecen.

Aunque el mundo está sujeto a muchos cambios repentinos y aunque los creyentes vivan las mismas circunstancias que los demás, el amparo de Dios nunca se vulnera. “Así Jehová está alrededor de su pueblo desde ahora y para siempre.”

También promete el Señor que “no reposará la vara de la impiedad sobre la heredad de los justos.” Sí, hay situaciones en que la injusticia, la impiedad y la maldad parecen dominar la vida. Es entonces tiempo de tomar la cruz y fortalecer nuestra fe y testimonio porque Dios ha prometido que este mal es pasajero. Cuando no tengamos la suficiente fortaleza ni constancia para perseverar en nuestro deber, que este pensamiento esté presente en nuestras mentes: Dios tiene cuidado de su iglesia, aunque estemos quebrantados. Por lo tanto, nunca abandonaremos nuestra fe. El salmo nos advierte además que en ninguna situación “extendamos nuestras manos a la iniquidad.”

Surge ahora una oración: ”Haz bien, oh Jehová a los buenos y a los que son rectos en su corazón.” Para fortalecer nuestra fe, necesitamos la oración para implorar la sabiduría y dirección divinas. Los buenos son los rectos de corazón, aquellos cuyo corazón ha sido renovado y sanado por Dios.

Sigue una afirmación de los juicios de Dios: “A los que se apartan tras sus perversidades, Jehová los llevará con los que hacen iniquidad.” El salmista se refiere aquí sin duda a los hipócritas. Los justos no sólo conviven con los impíos; en la comunidad se manifiestan los que no son de nosotros, el trigo crece junto con la cizaña, pero Dios cuida y preserva a su iglesia.

La consecuencia de todo esto es la paz: “Paz sea sobre Israel”, sobre el Israel conformado por los creyentes de todos los pueblos y razas de todos los tiempos, por todos aquellos a quienes el Señor nuestro Dios llamare. Dios cuida a su iglesia limpiándola y protegiéndola de sus enemigos. “Así Jehová está alrededor de su pueblo desde ahora y para siempre.” Lea, medite y disfrute este salmo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo “Los que confían en Jehová son como el monte de Sion que no se mueve.” Salmo 125:1 en Berith.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: