“Jehová te guardará de todo mal; Él guardará tu alma.” Salmo 121:7

abril 20, 2016 § Deja un comentario

En el editorial anterior iniciamos la reflexión sobre el salmo 121. Mencionamos que los cánticos graduales (del 120 al 134) tienen dos características en común: Son breves poemas líricos y están construidos en base a una palabra o expresión clave. En el caso del salmo 121, la expresión clave es “guardar, proteger.” Vuelvo a invitarle a leer muchas veces y a memorizar este precioso poema inspirado por Dios.

En este salmo, el profeta alienta a los verdaderos creyentes a confiar solamente en el cuidado paternal de Dios; a no poner su confianza en otros recursos y poderes terrenales o humanos. “Los montes” en este poema representan los medios y posibilidades terrenales, los cuales siempre son insuficientes. La afirmación y mensaje central del canto es: “¡MI SOCORRO VIENE DE JEHOVÁ, QUE HIZO LOS CIELOS Y LA TIERRA!” Ahora descubramos otras hermosas enseñanzas del salmo:

La segunda idea del salmo (vv. 3 y 4) tiene que ver con la debilidad o fragilidad del ser humano y en contraste, con el cuidado permanente de Dios sobre los suyos, pues “no se adormecerá ni dormirá el que guarda a Israel.”

El versículo 3 puede traducirse como “Dios no permitirá (no sufrirá) que tu pie resbale” Este es un consuelo pues Dios afirma que no caeremos de manera definitiva y que en nuestra debilidad, Él sigue siendo nuestra fortaleza. Por otra parte, nuestro Dios no se adormece ni duerme. Elías se burló de los profetas de Baal diciéndoles: “Griten, tal vez su dios duerme y hay que despertarle.” Eso es propio de los ídolos y dioses falsos. No es así con nuestro Dios. Jehová no sólo gobierna al universo sino que está al tanto de los suyos, les guarda y defiende. Él no está lejos de sus amados. Siempre está muy cercano a nosotros, es sombra (protección), a nuestra mano derecha.

De manera metafórica dice que ni el calor aniquilador del día ni el frío recalcitrante de la noche, habrán de destruirnos pues “Jehová es tu guardador, que te guardará de todo mal. Él guardará tu alma.” ¡Nuestra alma está guardada por Él!

El resumen es que Dios siempre nos guarda y vela sobre nosotros. Si por fe esta convicción está profundamente arraigada en nuestros corazones, podemos transitar por las dificultades de esta vida, sabiendo que nuestra alma está guardada por Jehová “desde ahora y para siempre.” Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo “Jehová te guardará de todo mal; Él guardará tu alma.” Salmo 121:7 en Berith.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: