La Semana Santa no fue una Sorpresa

marzo 14, 2016 § Deja un comentario

Los cristianos ya tienen casi dos mil años celebrando la Semana Santa. Algunos lo toman muy en serio, pensando que se celebra algo de gran importancia para su fe, para su vida, para nuestra civilización y cultura. La Semana Santa tiene mucho que enseñarnos acerca de los valores, ideales, las aspiraciones y la esperanza. Esto es importante porque sin esos valores, ideales y aspiraciones la vida llegaría a ser una mera existencia que no valdría la pena vivir.

Hay gente que no piensa en el significado de la semana, no le importa el origen de la celebración ni le interesa el papel que juega en la historia. Su interés es que gracias a esta celebración ellos también pueden tomar unos días de asueto.

Lo importante de la semana santa es que ésta culmina con la resurrección de Jesucristo de entre los muertos. Esta es la verdad principal de la semana y esta verdad nos trae esperanza.

La muerte, que es el resultado del pecado, ha quedado vencida. Todos estábamos bajo esa sentencia de muerte pero Jesús vino como nuestro Mediador para pagar por nuestras culpas. Él lo hizo en nuestro lugar, como si él hubiera sido culpable de nuestros pecados.

Después de haber pagado en nuestro lugar, resucitó y vivió de nuevo. Es más poderoso que la muerte y fue al cielo para prepararnos un lugar, para que donde Él esté, nosotros estemos también.

Todo esto fue planeado y anunciado por Dios. No fue sorpresa para quienes sabían lo que Su Palabra dice. En la Biblia, en la parte que llamamos el “Antiguo Testamento”, hay muchas profecías acerca de Jesucristo, de su muerte y resurrección. En el “Nuevo testamento” – la segunda parte de la Biblia – Jesús mismo habló de este asunto durante los tres años de su predicación. Por esto, la semana santa no fue una sorpresa.

En nuestra iglesia este tema siempre está presente, es motivo de constante meditación. Sabemos que Dios, por su gran amor, había planeado los sucesos que ocurrieron en la semana santa para darnos la firme esperanza de que la muerte está vencida y que los creyentes tenemos vida eterna en el Nombre de Jesús. La Semana Santa no fue un accidente; fue el sabio y amoroso plan de Dios para nuestra salvación.

Gerald Nyenhuis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La Semana Santa no fue una Sorpresa en Berith.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: