Dones

septiembre 6, 2015 § Deja un comentario

“Así que, teniendo diferentes dones . . . úsense conforme a la medida de la fe.” Romanos 12:6

La Palabra de Dios nos enseña en la Carta a los Romanos que, habiendo sido redimidos por Cristo y resucitados con Él, ahora tenemos vida nueva. A partir del capítulo 12, existe un nuevo supuesto un nuevo principio para que los cristianos vivamos cada día: Que nuestro cuerpo y nuestro entendimiento están ahora al servicio de Dios y al servicio de su pueblo.

En cuanto a nuestro cuerpo, se convierte ahora en un sacrificio vivo, santo y agradable a Dios, en un culto racional; en cuanto a nuestro entendimiento, ha sido renovado por su Espíritu para que comprobemos cada día, que la voluntad de Dios es agradable y es perfecta para nosotros. ¡Qué transformación! Esta realidad cambia nuestro concepto de nosotros mismos, de nuestra relación con los demás, de la vida, del mundo, del futuro, etc. Todo ello porque Dios nos ha dado nueva vida en Cristo y está presente en nuestras vidas.

Siguen a continuación las instrucciones de cómo hemos de relacionarnos con los redimidos. En primer lugar, no ser pretenciosos sino cuerdos, guiados por la fe. En segundo lugar, tomando conciencia de que formamos parte de un cuerpo, que somos miembros del pueblo de Dios y este hecho conlleva inmensos privilegios y bendiciones, pero también nos impone gratos deberes respecto a los demás.

Sí, la vida cristiana es una vida de servicio a Dios y a los hombres, porque sirviendo a nuestros hermanos es la forma primera de servir a Dios. ¿Cómo podemos amar a Dios, a quien no hemos visto, si no amamos a nuestros hermanos a quienes vemos? (I Jn. 4:20). Veamos qué dice Romanos 12:

“De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; 
 el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría.”

El fin de semana pasado tuvimos una gran oportunidad para poner en práctica estos nuevos valores, al recibir la visita de un grupo de hermanos de Tabasco. ¡Con cuánta fe, servicio, liberalidad, solicitud y sobre todo con cuánta alegría les recibimos! ¡Vimos a los niños, jóvenes, mujeres y hombres de Berith sirviendo con alegría a los visitantes! ¡Cuántas bendiciones derramó Dios en los hogares y vidas de quienes trabajaron incansablemente en la organización, hospedando a las familias, en la cocina, en las exposiciones, con sus donativos, con su tiempo, con su esfuerzo!

El Consistorio agradece y felicita a tantos hermanos que trabajaron con verdadero amor y dedicación en esta expresión de nuestra nueva realidad en Cristo. ¡Gracias a Dios por esta maravillosa oportunidad de servicio cristiano! ¡A Él sea la gloria!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Dones en Berith.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: