REGLA DE FE Y CONDUCTA

agosto 1, 2015 § Deja un comentario

“La ley de su Dios está en su corazón; por tanto sus pies, no resbalarán.” Salmo 37:31

Durante muchas generaciones, agosto ha sido señalado por las iglesias protestantes como “El mes de la Biblia.” Es una época en la que damos gracias a Dios por Su palabra y enfocamos las predicaciones en temas tan importantes como la inspiración, la autoridad, la unidad de la Biblia y en sus excelencias.

Para algunas personas mal informadas, este énfasis resulta inapropiado o cuando menos innecesario, pues piensan que da pie a una especie de idolatría y a fanatismo. A estas personas contestamos que la Biblia no es objeto de adoración ni de superstición, como si se tratara de un libro mágico, de sortilegios, de mensajes ocultos aptos sólo para los “iniciados.”

Por muchos años han existido círculos teológicos de estudiosos de gran calibre, cuyo propósito ha sido desvirtuar a la Biblia atacando su inspiración y autoridad, negando su inerrancia para en una palabra, invalidar su mensaje. El Modernismo ha tenido una tremenda influencia negativa entre las iglesias en el mundo entero, dando espacio hoy día a toda clase de herejías y enseñanzas adulteradas.

Para otros, la Biblia es tan compleja e inaccesible que no merece ni siquiera hacer el esfuerzo por conocerla. Prefieren vivir dejando de lado el mensaje de Dios. Para ellos es más cómodo vivir sin tener en cuenta la revelación que Dios nos da en la Sagrada Escritura.

Sí, vivimos tiempos en que “los hombres andan en la vanidad de su mente, teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos a la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón.” (Ef. 4:17 y 18).

¿Qué tenemos entonces que hacer ante estos escenarios tan confusos? Simplemente volvernos a la Palabra. Escuchar la voz de Dios en ella. Necesitamos por lo tanto conocer lo que la Biblia dice respecto de la Biblia misma, o mejor dicho, lo que Dios nos dice que la Biblia es, a través de Su Palabra inspirada.

El texto que encabeza esta columna afirma que la consecuencia bendita de que la Ley de Dios esté en nuestro corazón, es que nuestros pies no resbalarán. Este es el consejo y la promesa de Dios.

Berith es una iglesia que afirma la verdad de Dios, tal y como se revela en la Biblia, sin añadir ni quitar nada. A esto nos referimos cuando decimos que guardamos y proclamamos la sana doctrina, la pura enseñanza de la Palabra de Dios. Este ha sido nuestro enfoque desde hace treinta y cinco años y con el favor de Dios, lo será siempre. Es nuestro legado y responsabilidad. Esforcémonos más en esto.

Entonces, bien vale la pena dedicar este mes a estudiar para comprender mejor nuestra fe que afirma que la Biblia es la Palabra de Dios, “nuestra regla de fe y conducta.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo REGLA DE FE Y CONDUCTA en Berith.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: