EL MISTERIO DE LA PIEDAD

febrero 7, 2015 § Deja un comentario

“Grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne . . .”

I Timoteo 3:16

Entre todas las obras de Dios, es ciertamente imposible encontrar una más grandiosa que el nacimiento de Jesús Cristo. Su nacimiento es único en muchas maneras. Primero, Jesús nació sin pecado. También es el único hombre que existió antes de ser concebido y nacer en este mundo. Esta verdad nos recuerda que Jesús no fue sólo un ser humano; Él es también el Hijo de Dios, quien tomó nuestra naturaleza humana para salvarnos: “Llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.” (Mat. 1:21)

Hablamos así de la encarnación, que significa “venir en carne.” Este término afirma el hecho de que Jesús existía como Dios el Hijo, la segunda persona de la Trinidad, antes de su nacimiento. Existía eternamente y siempre existirá; no obstante, se hizo hombre y nos referimos a Jesucristo como el Dios-Hombre. Estas dos naturalezas no se mezclan en Él pues se distinguen entre sí, pero al mismo tiempo se unen. Jesús es completamente Dios y verdaderamente hombre.

Aclaremos qué significa la encarnación. Cristo nunca abandonó su divinidad, reemplazándola con la humanidad; más bien, retuvo su divinidad y la unió a nuestra naturaleza humana. Cristo no dejó de ser Dios cuando se hizo hombre.

¡Desde luego que la encarnación es un milagro de Dios! Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento declaran que Jesús nació de manera sobrenatural. Su madre María concibió la naturaleza humana de Jesús, no de José ; sino a través del poder creador del Santo Espíritu de Dios: “Una virgen concebirá a dará a luz un hijo.” (Isaías 7:14; Mateo 1:23)

Muchos se refieren a María como “la madre de Dios” pero esta expresión es engañosa. Ella fue la madre de su naturaleza humana pero no la madre de su divinidad. Honramos a María por haber sido elegida por Dios para ser la madre de Jesús, el niño; pero no la veneramos supersticiosamente como si fuera algo más que un ser humano.

El nacimiento de Jesucristo trajo aparejados maravillosos acontecimientos que resaltan su importancia para la humanidad. Uno de ellos fue la adoración de “hombres sabios del oriente”, pues anuncia que la puerta de la salvación está abierta para todas las naciones. Treinta y tres años más tarde, cuando Cristo concluyó su obra, el Espíritu Santo descendió en Pentecostés y gentiles de todo el mundo empezaron a entrar al reino de Dios

El niño que nació en el establo de Belén era el prometido Mesías. “Os ha nacido hoy en la ciudad de David un Salvador, el cual es CRISTO el Señor.” (Luc.2:11). La encarnación de Cristo es tan importante para toda la humanidad, que una multitud de ángeles alabó diciendo:”¡Gloria a Dios en las alturas, en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!”

¿Por qué el Hijo de Dios se encarnó? Lo hizo para salvarnos, pobres pecadores. Tomó nuestra naturaleza para ser un verdadero hombre, y como tal vivir una vida de perfecta obediencia a Dios y sufrir la muerte expiatoria en nuestro lugar. Un mero hombre no podría vivir y morir por nosotros pues no tendría méritos para pagar nuestra culpa. Entonces, en la maravillosa sabiduría de Dios, Cristo es el hombre perfecto que cumple la Ley de Dios y el Salvador divino que nos reconcilia con el Padre y resucita con poder, evidenciando que la justicia de Dios se ha satisfecho!

¡Grande es este misterio que Dios nos ha revelado!

Grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne . . .

Maurice Roberts / Adaptación V. Sandoval

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo EL MISTERIO DE LA PIEDAD en Berith.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: