OPORTUNIDAD DE SER MISIONERO

septiembre 27, 2014 § Deja un comentario

La naturaleza de la iglesia es misionera. El propósito de la iglesia, entonces, es de realizarse como tal. Por eso, su objetivo es el de anunciar y enseñar el evangelio. La gran comisión, en Mateo 28: 19, pone el énfasis en la enseñanza, pues, dice “id y haced discípulos”. En griego, la palabra es “enseñar” correctamente, traducido como “hacer discípulos”, ya que enseñar a alguien es convertirlo en alumno, o sea, en discípulo.

La palabra “misionero” quiere decir “enviado”. La palabra en griego es “apostelos”. El “apóstol” es el enviado oficial y formal para comunicar un mensaje. En un sentido limitado pero importante, el apóstol (el misionero) habla en nombre de aquel que le envió. Ha de proclamar este mensaje, el que le fue dado para comunicar, pero solo este menaje. Por eso, el “apóstol”, o sea el misionero, es el que tiene la obligación de comunicar este mensaje.

La iglesia, por su naturaleza, es apostólica. Entendemos, usualmente, que la iglesia apostólica es la que desciende de los apóstoles y que continúa en su doctrina, que es su mensaje. Esto es cierto, pero aún más, su propia esencia es de ser el mensajera enviada para comunicar el mensaje que tiene encargado. Cada uno de nosotros, los miembros de la iglesia, tenemos, entonces esta misión. Todos nosotros somos apóstoles, llamados a comunicar el mensaje, el evangelio. Todos estamos involucrados, la iglesia como iglesia y cada uno de nosotros que somos la iglesia. [Se nota: no se dice que somos de la iglesia sino que somos la iglesia.]

Esto quiere decir no solamente que tenemos que sostener la obra misionera, sobre todo con nuestras ofrendas, sino también quiere decir que todos hemos de participar personalmente en la obra misionera (o de evangelización). Por supuesto, no pueden ir todos como un joven a Cuba; tampoco hay lugar por cientos de personas en el coro que va a Cuba. Sin embargo, hay otras oportunidades para ser misionero. Sí, se puede ser voluntario para visitar las misiones de la iglesia, y se necesitan más personas para ayudar en el proyecto de Koinonía. Pero estas no son las únicas oportunidades. Hay otras.

Necesitamos algunas personas para prepararse a fin de ser maestros de la Biblia. Ya tenemos varias personas que han ofrecido sus casas para hacer estudios bíblicos, solamente nos faltan maestros (o maestras) preparados(as) para impartir estas clases. Por eso, dentro de pocas semanas, el departamento de educación del consistorio organizará cursos cortos para la formación de maestros de la Biblia

Los materiales, los tenemos. Tenemos disponibles un buen número de estudios sobre distintas porciones de la Biblia (suficientes para varios años de estudios). Lo que nos faltan son los maestros capacitados para impartir los cursos.

El prepararse para impartir estos cursos resultará en muchas oportunidades para ser misionero. Presentarse a estas clases será, para aquel que lo haga, de mucho provecho y resultará en una oportunidad para ser misionero.

Pbro. Gerald Nyenhuis H.

Etiquetado:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo OPORTUNIDAD DE SER MISIONERO en Berith.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: